Ubicación  /    
Academia de Educación Acuática en Irapuato, Gto. | ACUATICS

Academia de Educación Acuática en Irapuato, Gto.


Informes al 462 625 3256

¿Qué hace un niño cuando “no hace nada”?

  • 29/07/2021 02:53:00 p. m.
  • No. de visitas 134
  • Regresar

 

Un niño puede estar muy activo, inquieto, moviéndose, y entonces pensamos que está bien, que es normal porque así es un niño. Pero, ¿y qué pasa cuando está inmóvil, está pensativo, no exige? Tal vez habremos algunos que sospechemos de enfermedad, de depresión, etc.


Sin embargo, un niño que no hace nada puede estar pensando, puede estar creando, puede estar “siendo” él mismo. Cuando a un niño se le da tiempo de “ser”, desarrolla una creatividad maravillosa. 


Puede ponerse por el mismo a dibujar, a jugar solo con plastilina y crear algo increíble. Puede descubrir en su cuerpo movimientos de los que no sabía su existencia. Durante esos momentos es cuando un niño explota (textualmente) su potencial creativo, tanto desde el punto de vista plástico, motor, intelectual y social.


Yo fui una niña a la que no metieron a clases extraescolares. Éramos 6 hermanos y mi madre no tenía tiempo (ni dinero) para llevarnos a academias por la tarde. Y no se imaginan lo que creábamos todos los hermanos. Con nuestro cuerpo hacíamos maromas de todo tipo, nos subíamos a árboles, escarbábamos en cerros de arena que había frente a nuestra casa, brincábamos charcos, nos mojábamos y nos reíamos. 


Nunca fuimos a clase de gimnasia pero sabíamos pararnos de cabeza, pasar por unos pasamanos, saltar cuerda, resorte, etc. Llegamos a hacer una escuela, donde yo era la maestra, ellos los alumnos y hasta les dejaba tarea.


Ayer estaba observando una clase de natación del nivel escolar. Hay 6 niños que el educador va turnándose para llevar de un lado de la alberca a otro, enseñando las habilidades. Mientras toma a uno, los otros cinco se quedan “sin hacer nada”, ¡y deberían ver ustedes todo lo que hacen! 


Se sumergen en el agua, pasan de un lugar a otro, platican entre ellos, se hacen amigos, muestra uno al otro lo que ha aprendido, se aleja del pasamanos y regresa. 


Durante ese tiempo practican todo lo que han aprendido en esa clase y en otras. Son libres para moverse y libres para crear movimiento, libres para experimentar con su cuerpo. El que más sabe más se suelta, y más se divierte.


Así que la próxima vez que veas a un niño “haciendo nada”, déjalo, ya que seguro está creando algo.



Archivo




Encuesta