Ubicación  /    
Academia de Educación Acuática en Irapuato, Gto. | ACUATICS

Academia de Educación Acuática en Irapuato, Gto.


Informes al 462 625 3256

Testimonios de clientes del programa de Acua-Matro®




Voy a empezar por el final: ¡Nuestra experiencia fue increíble!

El que mi hijo haya tenido su primer experiencia en el agua con la persona que me enseñó a nadar a mí, es algo inimaginable.

Hector y yo lo gozamos, disfrutamos y tuvimos un avance en su desarrollo notable en tan solo 4 sesiones.

Gracias Ross por compartir tu experiencia con nosotros y tu profesionalismo.

Gracias ACUATICS por ser la institución que va a la vanguardia en el desarrollo de deportistas, desde tan temprana edad.

Mariana Guerrero Ramírez

Mamá de Hector Lomelí Guerrero




Quisiera manifestar el avance que ha tenido Santiago Cruz Pérez en estos meses que ha venido a sus clases de natación.

Él ingresó a nadar a los 8 meses, y en la actualidad tiene 1 año y medio. A pesar de que dejó de venir algunos meses he notado avances significativos, ya que cuando él llegó por primera vez lloraba mucho y no permitía que nadie lo tocara. Sin embargo, he notado con mucha satisfacción que le agrada el agua y ha perdido el miedo a sus maestros. Asimismo es muy participativo en su clase.

En este año he visto que también perdió el miedo a sumergirse en el agua, por lo que le encanta tener mucha actividad.

Estoy muy agradecida con el apoyo que le brinda la maestra que le imparte la clase.

Alejandra Pérez González




Soy Conchita, la mamá de Alejandro. Él tiene dos años de edad. Hace 4 meses comenzó con las clases en Acua-Matro®.

Llegó con mucho miedo y temor al agua, pero sobretodo a desprenderse de mamá. Al principio presentó cierta resistencia, pero gracias al compromiso y dedicación de sus maestras, ha podido superar esta etapa.

Ahora disfruta del agua y nosotros sus papás al verlo lanzarse del borde de la alberca. Les agradezco el buen trabajo que hacen con los niños. Saludos.

Conchita

Mamá de Alejandro




He traído a mi hija desde los 6 meses de edad, actualmente tengo 2 meses asistiendo a clases y los beneficios que he visto han sido muy notorios.

El agua le ha ayudado a mejorar su coordinación, su postura y el desarrollo de sus capacidades sensoriales y psicomotrices.

Su fuerza ha incrementado, es capaz de enfocar los objetos a diferentes distancias, además de tomarlos con mayor seguridad y ha fortalecido el vínculo afectivo entre las dos, es una experiencia muy enriquecedora, única e irrepetible.

Estoy muy contenta por todos los beneficios obtenidos en tan poco tiempo.

Gracias.
 

Angélica Yaneli Guerrero García

Mamá de Itzae Montaño Guerrero



 
Desde que ingresó a finales de mayo del 2018, tenía 1 año y meses y a la fecha lleva bastante avance, muestra seguridad, puede hacer inmersiones, se puede mover por él mismo en las colchonetas, se sostiene del tubo de la alberca, tiene bastante fuerza, y casi no se enferma.

Estoy muy contenta con los avances obtenidos.

Sin más por el momento.
 

Nelly Anahid Álvarez Bernal



 
Regina inició en Acua-Matro® a la edad de 1 año 8 meses, actualmente tiene 3 años consecutivos asistiendo.

En el programa de Acua-Matro® realizaba inmersiones y flotaba, además de divertirse mucho.

En el programa de Psicomotricidad al que pasó después, realizaba saltos tipo bomba, salía a la superficie y nadaba aproximadamente 2 metros sin ayuda. Dominó la respiración. Socialmente fue conociendo más compañeros y ella asistía con gusto a sus clases, nada era impuesto.

Para el programa de Escolares hemos notado un gran avance en cuanto a su desplazamiento en la alberca, sus inmersiones son más prolongadas y domina más. Durante el tiempo de espera entre una actividad guiada y otra, ella realiza actividades por ella misma con un gran confianza.

Beneficios adquiridos:
 
  • Reducción de enfermedades respiratorias
  • Mayor equilibrio y seguridad al caminar
  • Confianza en nadar en albercas con otras dimensiones diferentes a ACUATICS
  • Durante las vacaciones pone en práctica todo lo adquirido y los niños alrededor quieren imitarla
  • Músculos de piernas y brazos definidos
  • Tiempo de actividad deportiva: es solo el que practica aquí en ACUATICS
  • Duerme mejor
 

Regina Alessandra Hernández Estrada



 
¿Qué significa ser mamá nuevamente después de 12 años?

Es un cambio maravilloso, cansado y al final… todo valió la pena.

Literal, tengo 2 hijos únicos con una gran diferencia de edades y tal vez eso es lo que hace que se lleven súper bien.

Ya anteriormente fui y soy mamá de un gran niño, así que tal como a él lo trajimos a natación, lo mismo quisimos hacer con mi hija menor (una gran niña).

¿Y cómo saber si le gustaría nadar? Porque a su hermano le gustó, a él le encantaba que lo sumergieran en el “agua patos”, jugar con las burbujas, deslizarse en la resbaladiza y siempre salía con una gran sonrisa. En aquel tiempo estaba con la maestra Rosario, muy profesional y experta en la manera de impartir sus clases.

Así que al iniciar las clases en el mes de agosto sentí una gran nostalgia al recordar todo lo que ya habíamos vivido y decidimos que también ella debería de vivir la experiencia. Tal vez haya pasado el tiempo, sin embargo, ahora con la maestra Laura que además de ser una profesional, carismática y amable que sabe cómo tratar a los pequeñitos, les infunde confianza y seguridad.

Y sí, fue muy diferente al principio porque a mi niña no le atraía tanto el agua, así que, con paciencia y juegos, ahora es una niña más feliz que le encanta y nuevamente veo… esa sonrisa idéntica a su hermano.

Quiero aplaudir cada uno de sus logros y estar presente con ellos.

ACUATICS, gracias por existir.

P.D. Incluso viajamos desde Guanajuato todos los sábados.
 

Mamá de Andrea Hernández Soto



 
Es maravilloso ver cómo mi hijo de dos años ha desarrollado sus capacidades.

Desde que inició sus clases de natación, personalmente he visto que es más intrépido, explorador y sin miedo a nada. Él sinceramente era un niño poco seguro, sin embargo, desde que acude a clases de natación es la persona más segura del mundo, y me da gusto ver que mi bebé se va desarrollando a pasos agigantados pues la natación es parte de ese desarrollo.

Por otra parte, el mejor regalo que puedo obtener al acudir con él a sus clases de natación es el tiempo que compartimos juntos, pues al verlo sumamente feliz en el agua, me vuelve aún más feliz, toda vez que hoy hay mejor regalo que esas sonrisas de alegría que él me regala.

Además, puedo decir que esta actividad que compartimos él y yo ha fortalecido más nuestro vinculo, pues el poco tiempo que pasamos en la clase se vuelve un momento especial para nosotros dos.

Muchas gracias.
 

Papá de Leonardo Emmanuel



 
Soy Daniela Ramírez Sierra, mamá de Joel Vargas Ramírez, alumno de Acua-Matro®. Nuestra experiencia es que Joel en un principio le costó mucho trabajo adaptarse a las reglas del agua, pero conforme fueron pasando las clases, Joel se logró adaptar de una manera muy reconfortante para nosotros como sus padres.
 

Daniela Ramírez

Mamá de Joel Vargas Ramírez



 
Mi experiencia en ACUATICS ha sido muy gratificante.

Disfrutábamos mucho de la clase de Carlos mi hijo que está en Psicomotricidad, tiene 3 años y yo actualmente estoy con Nicolás en Acua-Matro®, él tiene dos años. La experiencia sigue llena de satisfacción y momentos de felicidad y vínculo con mi hijo.

Los dos son muy activos y sociales y le tomaron mucho amor al agua a partir de sus clases en ACUATICS. No ha habido un día que no lleguen felices a la clase. Gracias a las técnicas de enseñanza de la maestra y educadora puedo ver el avance de mis hijos y su confianza para moverse en el agua y la supervivencia en ella.

Tratamos de no faltar, aún en época de frío, primero porque les encantan las clases y los educadores a los niños, y segundo porque desarrollan defensas y se enferman menos. ¡Comprobado!

Toda la experiencia es muy satisfactoria. 100% recomendable.
 

Rosa Elías

Mamá de Carlos y Nicolás



 
Soy Maribel Núñez, mamá de Emir Alejandro de 1 año y 15 días. Yo empecé a traer a mi bebé a sus clases de Acua-Matro® cuando él tenía 10 meses de edad.

Yo estoy encantada con ello, ya que mi hijo ha tenido avances muy significativos, por ejemplo:

1) Es más tolerante al ruido y al frío
2) Demuestra mayor coordinación de sus movimientos y sobre todo equilibrio
3) Sus músculos, sobre todo de sus piernas, son más fuertes, ahora estamos trabajando en la fuerza de sus brazos
4) Sus movimientos de desplazamiento son mucho más rápidos y con mayor seguridad
5) Es más resistente a los cambios de temperatura en cuestiones de sus vías respiratorias
6) Es más social, ya no llora al estar con otras personas

Estoy muy agradecida con su maestra por la paciencia y confianza brindada a ambos. Los felicito ACUATICS por sus programas tan novedosos, y eficaces.

Saludos cordiales.
 

Maribel Núñez



 
Los felicito por el excelente staff de trabajo. Excelentes maestras. Rosario, mi mejor experiencia en Acua-Matro®, muy buen manejo de metodología y pedagogía.

Las dos maestras que ha tenido Elena, excelente atención.

Elena no va a otra escuela de natación en Saltillo durante todo el año porque no hemos encontrado algo igual a lo que ustedes manejan, y no queremos intervenir en el proceso que ustedes le están enseñando.

¡Felicidades y gracias!
 

Betty

Abuela de Elena



 
Norma Alejandra Lara, con edad de 2 años 4 meses, es una niña que se caracteriza por ser inquieta, curiosa y sociable.

Tenemos cuatro meses en la escuela de natación ACUATICS y le fascina venir a clases, pues disfruta las actividades de juego y retos que se le presentan.

Como padres, hemos notado un avance significativo en las actividades que realiza, pues demuestra seguridad y confianza en las actividades de clase, como por ejemplo: La inmersión. Logra desplazarse sobre la colchoneta y pasamanos en el agua con confianza y decisión.

Además, como padres nos ha servido para conocer las capacidades y talentos que tiene nuestra hija, y así apoyarla. Además de que nos agrada la clase y la preparación de la maestra, la cual es muy profesional y sabe mucho de lo que hace del trato con los niños.
 

Familia Lara Juárez



 
Queremos agradecer a la escuela de natación ACUATICS por todo el apoyo y atenciones que nos han brindado.

Estamos muy satisfechos con el avance de estimulación acuática de nuestros hijos: Emiliano de 2 años 5 meses, y Maximiliano de 4 meses.

Ellos tienen algunos meses asistiendo a Acua-Matro® y su comportamiento ha sido muy bueno. Esto también nos ha ayudado a mantener una mejor conexión entre padres e hijos, brindándoles una mejor confianza y seguridad a ellos mismos.

Por ello queremos, además, hacer extensivo nuestro agradecimiento a sus educadores, ya que son muy profesionales en su trabajo y nos han dado mucho apoyo, ya que nosotros radicamos en Guanajuato Capital, y nos trasladamos 50 km cada sesión acuática.

No nos queda más que agradecerles nuevamente.
 

Familia Flores Toledo



 
Mi nombre es Andrea Ramírez, soy mamá de Leonardo, él empezó a tomar clases a los 7 meses y ahora tiene 1 año y 2 meses. Desde el primer día nos encantó la clase, las maestras y las condiciones de la alberca.

Mi bebé encontró un espacio no convencional para convivir con otros niños y le encanta porque se siente libre y seguro en el agua. La música es parte elemental de nuestra rutina de baño, así que fue uno de los aspectos que más noté desde el principio y me gustó tanto que adquirí los discos para integrarlos a la rutina en casa.

El desarrollo motriz y emocional de mi bebé se ha enriquecido muchísimo con estas clases y yo me divierto mucho al venir a ACUATICS con él.
 

Andrea Ramírez



 
Buen día, soy la mamá de María Gabriela, mi bebé tiene 1 año 8 meses.

Hace cuatro meses comenzó sus clases de natación, mi esposo y yo tomamos esta decisión ya que es nuestra única hija y comenzamos a notar que todo lo quería para ella. Ahora el cambio que podemos percibir de ella es que es más compartida y los dos días que viene a la semana le han ayudado a darse cuenta que hay otros niños y tiene que compartir. Aparte de que no solo se le dará todo lo que ella pida o quiera.

Es una experiencia hermosa la que uno puede experimentar con su bebé dentro del agua. Es un compartir a pesar de todo lo que una sienta. Todo lo demás se queda fuera de la alberca: teléfono, preocupaciones, trabajo, todo, aquí solo estamos mi bebé y yo.

Yo hace 11 meses sufrí un infarto provocado por una enfermedad que tengo llamada lupus. La parte izquierda de mi cuerpo se inmovilizó. Gracias a Dios la rehabilitación me ha ayudado mucho, solo queda un poco de secuela en mi brazo y mano izquierda. La maestra Rosy que está conmigo los días jueves me ha ayudado mucho y cuida mucho el que María esté bien y siempre está muy al pendiente, y tiene mucha paciencia con todos los niños.

Hemos notado que nuestra hija tiene una mejor actitud hasta para el baño diario.

Nos sentimos muy contentos y aceptados y mi bebé es la más feliz.
 

Gabriela Pérez



 
Para mí, regresar a la clase de Acua-Matro® después de 12 años de que vine con mi hija mediana y 14 de que vine con la mayor, ha sido de las mejores experiencias que ha permitido la vida con mi hija pequeña.

Yo recomiendo vivir esta experiencia si es posible desde los tres meses, ver cómo evolucionan, cómo aprenden, se divierten y sobre todo cómo les ayuda a fortalecer su sistema inmunológico asistiendo en invierno.

Agradezco su calidez, paciencia, empatía, conocimientos y sobre todo la experiencia de las maestras Rosario y Rocío.

Ahora mi pequeña comienza una nueva etapa, sin su mamá dentro del agua, pero ella sabe que la acompaño y admiro desde fuera.
 

Veronica Castellanos

Mamá de Ángela



 
Somos papás de Francesca, nos decidimos entrar a ACUATICS porque nos dejaban entrar a las clases con nuestra hija, claro, apoyados con un instructor siempre. Y porque hacen estudios del agua que publican a la vista de todos.

En un comienzo le daba mucho miedo estar en el agua, y poco a poco con los juegos y clases se fue quitando ese miedo. Aún no es por completo pero ya se nota la confianza y el gusto con el que va a clases.

Vivimos en León, Guanajuato. Recorremos 80 km para ir a clases, puesto que no somos de Irapuato, pero ha valido la pena ver el avance y la alegría con la que cada semana pregunta si ya es día de "agua con los nenes".
 

Erick



 
Mi hija viene al programa de Acua-Matro®, y he notado estos avances en su desarrollo:

1) Mayor seguridad al estar en el agua
2) Mejoró su equilibrio
3) Mejoró su motricidad
4) Al activarse físicamente, por consecuencia se relaja, mejora su calidad de sueño.
 

Mamá de Gretta Westrep



 
Para mí la clase de Acua-Matro® ha sido tener la oportunidad de compartir tiempo con mi hija y disfrutarla en un medio diferente.

Es muy satisfactorio ver cómo disfruta el agua y los avances que va teniendo a lo largo del tiempo.

Es una experiencia que vale la pena disfrutar desde sus primeros meses de vida, aprendiendo con ellos, ya que después ellos lo harán por su cuenta. Y ya no me necesitarán.
 

María Elena Hernández



 
Mi hija Aurora de 1 año 2 meses de edad acude una vez por semana a clases de Acua-Matro® en ACUATICS, desde marzo de este año, iniciando a la edad de 6 meses.

Recientemente hicimos un viaje a la playa y pude observar de qué manera ha evolucionado su desarrollo en el medio acuático durante estos meses. En ningún momento dio signos de sentir miedo, realizando inmersiones por su propia cuenta, la notamos muy desenvuelta y cómoda al estar en el agua.

Además de que en su rutina diaria ha mejorado mucho su equilibrio en el gateo, y al caminar, se impulsa para subir y bajar de diferentes alturas tal cual lo hace en la clase.

Agradezco mucho a la Maestra Rosario, y en general a todo el personal de ACUATICS, por el trato que recibimos. Y a los maestros por el apoyo, la paciencia y la confianza que nos dan en cada clase.
 

Claudia Ilián Martínez



 
Hoy quiero compartir la experiencia de mi hijo Max de 2 años en ACUATICS.

Él comenzó las clases en Acua-Matro® en julio de este año, y las primeras 2 semanas lloraba mucho antes de meterlo al agua. A la tercera semana todo cambió porque Max venía muy contento y hasta me recordaba a las 5 nadar con la maestra Ross.

Antes de que empezara con su disciplina acuática él lloraba mucho cuando lo bañaba porque no le gustaba que le cayera agua en la cara. Ahora él disfruta mucho bañarse en la regadera y aún más, disfruta venir a nadar.

Ahora estoy más que convencida que inscribirlo a natación en ACUATICS ha sido una de las mejores decisiones que pude tomar. Hoy estoy más que emocionada porque Max cambia de Acua-Matro® a Psicomotricidad, es una nueva etapa para él y le irá igual de bien que hasta ahora.

Quiero agradecer al personal de ACUATICS por sus atenciones y buen trato y a la maestra Rosario por su dedicación y paciencia con nuestros pequeños. ¡Gracias!
 

Max de Alba y Mireya Valtierra



 
Soy la Sra. Berenice Castro y doy las infinitas gracias a la escuela ACUATICS por el cambio que ha desarrollado mi hijo Alexis Melexio.

Estoy muy contenta con todo el personal de la escuela, principalmente con las maestras de mi hijo, ya que ha tenido cambios tanto psicomotrices como cognitivos y de lenguaje.

El programa de Acua-Matro® me ha dado una experiencia muy hermosa ya que disfruto pasar con mi hijo ese tiempo que es único. Libre de teléfonos, computadoras, redes sociales, y otros adultos que me distraigan.

Estoy muy agradecida ya que son muy amables y capacitados todo el personal. El cambio de mi hijo se ha visto en el hogar también. Muchas gracias ACUATICS. Súper recomendable su escuela.
 

Berenice Castro



 
Hola, soy Elena Contreras Soto, soy psicóloga dedicada en especial a la atención de niños, hoy les compartiré la experiencia que mi esposo y yo estamos viviendo junto a nuestro hijo en ACUATICS.

Su nombre es Patricio, tiene 1 año 6 meses, al nacer peso 2.450 kg, fue un niño prematuro pero sin ningún contratiempo, lo llevamos a casa. Al poco tiempo presentó reflujo y le diagnosticaron Estenosis Hipertrofia Congénita de Píloro, y tuvo una cirugía con 2 meses de edad.

Desarrolló una gran dependencia de nosotros y su abuela materna. Nadie lo podía cargar más que nosotros. Lloraba incluso dormido.

El olor de los hospitales le provocaba angustia y llanto. Presentó una crisis de angustia una vez que fue abrazado por una niñita de su edad. Éste fue el primero de varios eventos de crisis.

Después de analizarlo muy bien optamos por clases de natación Acua-Matro® en ACUATICS ya que esto ofrecía oportunidad de convivir con otros niños pero sin la angustia de la separación de mamá.

La primera clase lloró todo el tiempo. La atención de la maestra fue muy buena, mostró mucho interés en Patricio. Y logró su confianza. En su tercera clase ya casi no lloró. Sigue instrucciones, interactúa visual y físicamente con la educadora y sus compañeros.

Su juego evolucionó a ser de pares, comenzó a interactuar con cualquier niño y adulto, tenía más conciencia de su cuerpo y un gran control motriz, pero el cambio más significativo para nosotros fue la visita al pediatra que ya no lloró, se dejó revisar, caminó por el consultorio y se dejó abrazar por la pediatra.

Ante tales avances decidimos que tomara dos sesiones a la semana. Hoy viene cada día más contento, ama a su maestra, es muy seguro de lo que hace, no teme intentar cosas nuevas, conoce personas sin dificultad, tiene un amigo al que invita a la casa, come solo.

Me parece que tomamos la mejor decisión para el buen desarrollo físico, social y emocional de mi hijo al meterlo a clase de Acua-Matro® en ACUATICS.
 

Elena Contreras Soto



 
Hola, soy Claudia, hace dos meses que mi hija Alexa Herrera López, de un año de edad, acude a las clases de natación en ACUATICS.

Decidí que mi hija entrara a clases de natación para mejorar su desarrollo motor grueso ya que le faltaba seguridad y fuerza en sus piernas para caminar.

Durante este tiempo he observado grandes cambios en mi hija tales como: interactuar con otros niños, respeta turnos, acata normas, comparte objetos, es más extrovertida, tiene más agilidad y fuerza en sus movimientos, ha adquirido mayor seguridad y confianza al relacionarse con los adultos, y ha perdido el miedo al agua.

Gracias a la maestra Ross por su tiempo y dedicación en este tiempo.
 

Claudia Elizabeth López G.



 
En el tiempo que he asistido con mi hija a la clase de Acua-Matro® en ACUATICS, mi experiencia ha sido muy positiva.

Desde que vas a pedir información, tanto el personal calificado como la formalidad del proceso te van demostrando la calidad de su servicio.

Las instalaciones son idóneas especialmente para los bebés y niños chicos. La temperatura tanto del ambiente como la del agua de la alberca y regaderas siempre son las adecuadas y te permiten tomar la clase sin ningún contratiempo a diferencia de otras escuelas de natación.

La preparación y experiencia de los profesores te da la confianza de que tus hijos están en buenas manos. En Acua-Matro® te guían y te enseñan a guiar a tus hijos dentro del agua. La instructora está siempre al pendiente de cada uno de los bebés y necesidades de cada uno de acuerdo en la etapa que se encuentren.

Ver cómo los niños disfrutan y van evolucionando en las clases es muy satisfactorio. En lo personal recomiendo ampliamente la clase de Acua-Matro® en ACUATICS.
 

Olga Guzmán

Mamá de Vanessa Jiménez



 
Soy Gabriela, mamá de Julieta, y quiero escribir sobre el gran avance de la niña en tan solo un mes en ACUATICS.

Decidimos meter a la niña porque en la guardería nos comentó la pediatra que su crecimiento se estancó durante 3 meses, y le pidieron diversos estudios para ver si no sufrió de algún problema.

Nos vimos en la necesidad de meterla para ver si le servía de algo, con lo cual notamos un avance en su segunda clase. Se observó también en su alimentación, aumento su apetito, además de mucha seguridad en sus movimientos.

La maestra y la pediatra comentaron ver un avance en la pequeña durante la realización de las actividades y vieron muchas mejoras en sus posturas y me comentaron que la sentían más segura y mucho más risueña y participativa.

Solo han transcurrido 5 clases y ven los beneficios de estimular a los pequeños en el agua, por lo que no me arrepiento de haberla inscrito en ACUATICS.

Gracias.
 

Gabriela Barahona Ortiz



 
El programa de Acua-Matro® nos sirve de mucho tanto a mamá como a hijo para desenvolvernos y tener esa conexión.

Estuvimos 4 meses hasta que pasó al siguiente nivel que es Psicomotricidad. El niño se siente muy seguro de sí mismo gracias al anterior programa pues le dio muchas bases psicomotrices y herramientas.

Yo como mamá joven recomiendo mucho el programa de Acua-Matro®. La maestra es muy atenta y el niño está muy seguro al estar en esta alberca y en todas las demás.
 

Karla Hernández Botello



 
Soy mamá de Daniel, mi experiencia en este tiempo ha sido de gran satisfacción ya que hemos visto el avance y sobre todo la seguridad de mi hijo. Podemos decir que parece un pez en el agua, él lo disfruta mucho y para mí como mamá es maravilloso el poder compartir este tiempo con mi hijo.

Agradezco a sus educadoras acuáticas, que se nota su preparación y calidez humana para el correcto trato hacia los niños.

Gracias por su dedicación y atención.
 

Ilde Martínez



 
Nuestro hijo es José Luis de Alba y tiene 1 año 6 meses.

Él se ha desarrollado muy bien en las actividades acuáticas, se ve mucho avance y eso hace que estemos contentos con ACUATICS.

Cada semana el niño espera el día de su clase de natación porque juega y se divierte.
 

Papás de José Luis de Alba



 
Soy mama de Leo, él tiene 4 meses viniendo a clase en ACUATICS y ha logrado mucho. Le gusta y se divierte mucho con sus compañeritos y la maestra Pily. Se ven los avances cuando ya no le tiene miedo al agua. Ya se sumerge cada clase mejor y le encanta.

De los beneficios que nos mencionaron al inscribirlo hemos visto todos y a él le ha servido mucho ya que ya no se enferma como antes. Gracias.
 

Marina, mamá de Leo



 
Mi nombre es Jéssica Montes Marin, me dedico a la psicoterapia con enfoque en la Psicología de la Salud; además soy esposa y madre de una bebé llamada Jade Sofía con la cual acudo desde sus 4 meses de edad a la clase de Acua-Matro®.

Hasta el momento llevamos 6 meses aproximadamente dentro del grupo, donde he notado un avance en su desarrollo extraordinario desde el primer momento. A nivel psicomotor grueso y fino, ha logrado controlar su cuerpo en movimientos que implican grandes grupos musculares como espalda, brazos y piernas. Con respecto a la motricidad fina, ha aprendido y ahora logrado tomar objetos de diferentes tamaños, con firmeza y precisión, lo que se ha visto reflejado en juegos cotidianos y su habilidad para llevar trozos de comida a su boca.

En el aspecto de su desarrollo psicosocial y afectivo con respecto a su entorno ha aprendido a seguir indicaciones, compartir objetos y explorarlos con libertad y naturalidad, donde he notado un aumento en su comprensión del lenguaje aunado a esto.

En cuanto a su desarrollo emocional se ha mejorado y fortalecido el vínculo de apego seguro, ya que ella demuestra que confía en nosotros (papá y mamá) en todos aspectos y sabe que atenderemos sus necesidades de manera efectiva, amorosa y respetuosa.

En un principio al entrar al agua con Jade me daba mucho miedo, ya que yo no sé nadar y además lograr mantenerme segura con ella fue un reto para mí que logré superar con la paciencia e instrucción de la maestra Rosario. Aquí aprendí a sentirme segura y a tomar a mi bebé en diferentes formas y posiciones dentro del agua que me ayudaron a tener más confianza en actividades como bañarla, cambiarla y cargarla.

También he observado que entre Jade y su papá se ha fortalecido el vínculo y comunicación, donde él, igual que yo, ha logrado sentirse confiado de si mismo al tomarla y moverla en el agua.

Con respecto a su salud física, se ha mantenido muy saludable y me he dado cuenta que tolera muy bien los cambios de temperatura. He notado que respira mejor, y que su sistema respiratoria está fortalecido.

Agradezco la experiencia que he adquirido y continuaré aprendiendo en ACUATICS, que como mamá y profesionista recomiendo ampliamente como complemento a la estimulación del desarrollo integral en bebés, niños y sobre todo a nosotros como papás.
 

Jéssica Montes Marin



 
Decidí iniciar con clases de natación para mi hija por los múltiples beneficios que esta práctica aporta en el desarrollo psicomotor de los bebés, además ayuda al fortalecimiento del sistema cardio respiratorio, regula su tono muscular y su equilibrio.

He notado además que mi hija es mas observadora y fija la atención en las actividades que su maestra implementa en cada clase. Por otro lado, nuestra relación afectiva es más fuerte y he notado que le transmito seguridad, ya que al inicio le tenía miedo al agua y desde que inició con sus clases poco a poco le ha tomado amor a la misma; incluso poco antes de cumplir un mes de iniciar con la natación pude bañarla en la regadera.

También es muy notorio al ver su cara y sonrisa cómo disfruta sus clases, al igual que yo. Como su madre me siento muy feliz de los aprendizajes que he notado en mi hija y recomiendo ampliamente la natación en los bebés.
 

Mamá de Vanya Vázquez



 
Metí a mi hijo desde los 3 meses, muy a mi pesar, porque para ser sincera nunca me ha gustado el agua.

Me daba mucha flojera. Sin embargo con el tiempo y con cada clase me fui dando cuenta de los cambios, avances y mejoras de mi hijo. Eso me motivó mucho y ahora trato de ser constante y no faltar para seguir viendo resultados.

Puedo notar fácilmente la diferencia entre mi hijo y otros niños de su edad que no han estado en clase de Acua-Matro®. Definitivamente lo recomiendo muchísimo.
 

Marisa Leal

Mamá de Mariano de 16 meses



 
Ana Paula cumple hoy su noveno mes de participar en la clase de natación en ACUATICS. Es una clase que he recomendado con todos mis conocidos ya que he visto la evolución de mi chiquita en todos estos meses.

Empezaré por describir un logro muy significativo: cuando ella entró le daba pavor el agua. Ana Pau "respiraba", temblaba, y parecía que se ahogaba. Ahora, la baño y sin problemas le puedo echar agua muchas veces, no se ahoga y hasta la disfruta. Las inmersiones también fueron un pilar, antes lloraba al intentar la inmersión y ahora es feliz. Hasta cierra sus ojitos.

He notado que todo el material que utilizan durante la clase es de mucha ayuda. Creo que mi hija es muy visual y aunque a veces parece que no hace los ejercicios en clase, al llegar a casa empieza a repetir y eso me tranquiliza y me hace sentir confianza.

Ana Pau cumple su primer año de vida y viene dos veces a la semana, haga frío o calor. Estoy muy contenta de pasar un tiempo significativo con mi nena, ya que me olvido del trabajo, teléfono y pendientes del día. Es tiempo de calidad.

Hubo un tiempo en que faltamos casi todo un mes a clases y se notó mucho la falta de ejercicios en el agua, la convivencia con otros niños y además en su crecimiento.
 

Mamá de Ana Paula



 
Ainara ingresó a la clase de Acua-Matro® a la edad de 1 año 11 meses. Las clases le han ayudado mucho a su desarrollo psicomotriz, a tener confianza y seguridad en sí misma, además de que en estas vacaciones que tuvimos en la playa ella disfruta más el agua.

Agradezco a su maestra Rosario ya la maestra Pili por hacer que disfrute al máximo cada una de sus clases. Estamos contentos y a la vez nerviosos ya que Ainara pasará en Enero al nivel de Psicomotricidad Acuática y esperamos que también le gusten como las otras clases.

Recomendamos ampliamente a ACUATICS ya que es una escuela seria y responsable, además de que su personal es muy bueno.
 

Martín y Guadalupe

Papás de Ainara



 
Conocemos el sistema de enseñanza de ACUATICS desde hace 2 años que ingresó nuestro hijo Pedro Mateo a su primera clase de Psicomotricidad Acuática, cuando tenía 2 años y medio.

Actualmente tiene 4 años 9 meses y su aprendizaje y avance es muy notable, ya que no solo sabe nadar sino que además lo hace con diferentes técnicas que perfecciona en cada clase.

Nuestro pequeño hijo Luis Felipe ingresó a las clases de Acua-Matro® hace 2 meses a la edad de 8.5 meses, el avance que nuestro bebé ha mostrado a lo largo de este tiempo es muy notable ya que ha ganado seguridad y confianza en el agua. Nuestro pequeño acostumbraba chuparse constantemente sus deditos, lo cual poco a poco ha ido disminuyendo.

En temporada de frío seguimos trayendo a nuestros hijos a nadar y no es una situación que afecte su salud, por el contrario, les ayuda incrementando sus defensas.

Como papás estamos muy contentos con las clases y el desempeño de los profesores, ya que son muy profesionales y capaces en su labor.
 

Familia Barragán Mendez



 
Sin duda alguna, el haber integrado a nuestro hijo mayor, Sebastián, hoy de 5 años y medio a Acua-Matro® en ACUATICS, ha sido una de las mejores y más acertadas decisiones que, como padres hemos tomado.

Ahora retomando la satisfacción de dicha acción, nos complace mucho darle la misma oportunidad de desarrollo a nuestro hijo menor Mateo, de 2 años 2 meses.

Podemos detallar infinitas razones técnicas del por qué natación en ACUATICS les ha beneficiado ampliamente a su motricidad, salud, disciplina, toma de decisiones, cálculo de riesgos, acción-reacción, etc. Pero lo que realmente queremos enfatizar es la felicidad con la que vienen a clase, con sus excelentes instructores, y aún más, la pasión por nadar que les despierta tan agradable ambiente.

Son pocas las oportunidades que hoy en día los niños y niñas en nuestro entorno reciben, con el fin de activar y desarrollar su potencial paralelamente a su felicidad. Pero aún más escaso es el ser testigos del despertar de una pasión.

ACUATICS, a través de sus altamente capacitados instructores, le ha brindado esa posibilidad a nuestro hijo mayor Sebastian de descubrir y vivir la pasión por la natación. Pasión de la que cual, tenemos seguridad que Mateo, el menor, también revelará, o por lo menos el gran gusto con el que viene a clase nos lo indica. Sebastián desde los 6 meses viene feliz y apasionado a su clase.

Nosotros como papá y mamá dejamos fuera toda preocupación y disfrutamos la clase plenamente. Recomendamos la natación en ACUATICS como una de las mejores decisiones que ustedes como padres pueden hacer por sus hijos.
 

Gustavo Elías Zavala Cabrera y Erica Guardado F.



 
Hola, mi nena y yo hemos estado viniendo a ACUATICS por 4 meses.

No ha sido un proceso fácil pues mi hija no es afín al agua y le ha costado mucho trabajo realizar las actividades, especialmente la inmersión, pero poco a poco con la ayuda de la maestra, las dos hemos aprendido a realizar las actividades y disfrutarlas.

Hasta ahora hemos disfrutado esta actividad como parte de nuestro tiempo juntas y ella ha aprendido a ser más independiente y convivir con otras personas.

Hemos cubierto parte de nuestro objetivo de venir a las clases de Acua-Matro®, pasar tiempo de calidad juntas, sin dejar a un lado todo lo que hemos aprendido y las personas que hemos conocido.
 

Itzel Chimal

Mamá de Constanza



 
Tengo una hija de casi dos años en el programa de Acua-Matro® en ACUATICS desde hace 12 meses, y he visto que:
 
  • Ha perdido el miedo a la alberca
  • Ha aprendido a hacer inmersiones
  • Ha aprendido a controlarse dentro del agua, controlar sus movimientos y tiene mayor soltura y habilidades en posición dorsal en el agua
  • Ha aprendido a tomar el tubo que está en la periferia de la alberca (asir)
  • Ha aprendido a saltar desde una plataforma flotante en el centro de la alberca, hacia el agua.
 

José Adan López



 
Mi hija Ivanna Monserrat tiene 4 meses viniendo a Acua-Matro® y le ha servido de mucho pues aprendió a ser mas sociable y a tener un buen contacto con el agua en poco tiempo, siendo que no toleraba el agua en la cara.

De antemano muchas gracias a los maestros y a todo el equipo ACUATICS.
 

Sra. Monserrat Meza Hernández



 
Hace tres años que entró Santiago a Acua-Matro®.

Inicialmente su diagnóstico era retraso motor, hemos visto cómo ha mejorado su tono y fuerza. La paciencia de sus educadoras al igual que el interés en sus avances han sido pieza importante.

Al día de hoy podemos estar seguros que Santiago tiene un desarrollo motor normal, está integrado a la sociedad.

Lo que inició como parte de una terapia física, ahora es un momento de diversión para él, que le ayuda a continuar con sus avances y además para socializar.

Gracias a sus maestros dedicados y pendientes de la evolución y educación acuática de Santi. Seguiremos hasta que sea Delfín Azul.
 

Claudia, mamá de Santiago



 
Hola, mi nombre es Regina Alessandra y desde hace 7 meses mis papis estaban en busca de una nueva actividad física para mí y entre tantas opciones y recomendaciones decidieron inscribirme en esta linda escuela de natación.

Desde que estoy aquí he fortalecido todo mi cuerpecito y lo más importante, cumplo la misión de la escuela: ¡Aprender a nadar! Así mis papis se preocupan menos en vacaciones cuando estoy cerca de las albercas.

Me encantan mis clases y siempre trato de hacer lo mejor que puedo, además de que mi maestra de Acua-Matro® pone mucha dedicación en todas las actividades.

En este verano, durante mis vacaciones seguí practicando todo lo que hago en clase y algunos niños en la alberca se quedaban muy impresionados, y me querían imitar pero no lo lograban. Ya puedo quedarme flotando de 40 a 50 seguidnos yo solita, ya me sumerjo, salto de bomba y regreso a la orilla. Nado 1.30 metros ¡yo solita!

Estoy por pasar a la siguiente etapa de Psicomotricidad, y mi compromiso es aprender más y el de mis papis de traerme a ACUATICS. Ya no se van a meter conmigo porque yo ya me meto solita con mis educadoras y mis compañeros. ¡A mí todo esto me hace muy feliz!

Gracias a todos los que forman el equipo ACUATICS.
 

Regina Alessandra



 
Las clases de Acua-Matro® son una excelente forma de unión madre-hija, son los momentos que más disfruto con ella. El ambiente de trabajo es estupendo, las maestras se desempeñan de una manera increíble, haciendo que nuestros hijos pierdan el temor al agua. Además del desarrollo psicomotriz que se ve mejorado día a día.
 

Ivonne Rivera

Mamá de Sofía



 
Quiero agradecer a las maestras de Acua-Matro® que mi niña Mia desde que entró demostró un cambio en su motricidad. Cuando llegó no caminaba y en poco tiempo lo logró.

Mia es una niña prematura, el camino ha sido muy difícil, sin embargo aquí encontré el apoyo de las maestras quienes ayudan a mi niña.

La maestra coordinadora me apoyó mucho ya que yo creía que Mia no estaba lista para entrar sola, hoy entró sola y me doy cuenta que es tiempo de soltarla. Quedé sorprendida al verla entrar sin mí, no lo he podido creer, simplemente muchas gracias.
 

Jessica Ramírez



 
Soy Tere Guzmán, madre de Ivanna Nieves de 1 año 6 meses. Tomamos clases de Acua-Matro® desde hace 2 meses, gracias a este programa hemos visto mayor seguridad y confianza en nuestra hija.

La semana pasada fuimos de vacaciones y ahora disfruta mucho del mar y la alberca. Hace 4 meses fueron las ultimas vacaciones y fue un sufrimiento para nosotros y para la niña, no quería meterse a la alberca y cada vez que la veía se ponía a llorar. Los últimos días de esas vacaciones solo pudimos meterle los piecitos al agua, pero ahora es diferente, y estamos muy contentos con las clases de natación.

Queremos que siga con su proceso de aprendizaje y pronto aprenda a nadar. Agradecemos el apoyo para el desarrollo de nuestra hija.
 

Familia Nieves Guzmán



 
Mi nombre es Gladys Nañez Navarro. Soy educadora y mamá de Daniel Gutiérrez Nañez.

Mi hijo entró a los dos años cuatro meses a Acua-Matro®. Yo no estaba muy convencida de estas clases porque implicaba meterme yo al agua, y termino muy cansada mi jornada. La maestra Rosario me convenció y lo probé a pesar de mis dudas.

Ahora mi hijo es otro, valió la pena la inversión de tiempo y del dinero de las clases, porque antes Daniel no le gustaba el agua, lloraba hasta para bañarse, ahora él disfruta mucho del agua, le encanta la clase y lo mejor fue el vínculo que se logró madre-hijo. Respeta turnos, obedece indicaciones y conoce las canciones de la clase.

Fuimos de vacaciones a la playa y sin temor se tiraba de clavado. Todos los que lo veían se sorprendían de verlo tan pequeño y tan adaptado al agua.

¡Gracias por esta experiencia!
 

Gladys Nañez Navarro



 
Cuando mis hijos eran niños entre 3 y 5 años los traje a ACUATICS para que les enseñara a nadar. Escogimos esta institución por ser seria, segura, con una atención y servicio adecuado a nuestros hijos.

Ahora mi hija trae a su bebé, ya con la experiencia vivida. El bebé entró a los 6 meses y actualmente tiene un año viniendo y ya nada. Se ve un niño muy seguro, le gusta estar en clase, y la atención sigue siendo excelente.
 

Juan y Lorena



 
Hace unos días estaba por cambiar a mi niña de pañal. Al acomodarla comenzó a moverse y a estar muy inquieta, por lo cual le di una de sus muñecas para que se entretuviera.

No me funciono mucho, pues ella seguía moviéndose y yo batallando para cambiarla. De repente empezó ella solita a cantar la canción de "Soy un pez" (debajo del agua, soy un pez que nada y nada), y como por arte de magia ella dejó de moverse.

Volteé a verla, y ella le hacía los ejercicios que nosotros hacemos a nuestros bebés durante la clase de Acua-Matro®. Fue hermoso verla mover a su muñeca de un lado a otro, subiéndola y bajándola al ritmo de la canción que le estaba cantando. En ese momento ella era la mamá y estaba ejercitando a su muñeco como si estuviera en el agua.

Le damos gracias al personal de ACUATICS por su maravillosa atención, ¡y por darnos lindos momentos tanto dentro como fuera del agua!
 

Angela Mahtob Marmolejo Contreras y sus papás



 
Tomo clases de Acua-Matro® en ACUATICS. Mi hija ama el agua y siempre está motivada a terse al agua y ya le perdió el miedo.

Me gusta toda la estimulación que tiene mi hija. Está en edad de jugar y qué mejor que haciéndolo de esta manera.

Mis felicitaciones por el gran esfuerzo de la maestra Rosario Vázquez.
 

Melina Ferrero



 
Hola me llamo Juan Alfredo Gasca Saucedo, soy médico general y actualmente asisto con mi hija Ainara Gasca Parada de 1 año y medio a la clase de Acua-Matro® desde hace un año y un mes, ya que es una actividad que busca la estimulación del bebé por una seria de juegos donde aprenden a flotar y moverse por el agua con la ayuda de uno.

Acudimos a nadar en la temporada invernal ya que es un deporte que mejora mucho su sistema respiratorio, ya que aumenta su capacidad respiratoria y sus defensas a través de los ejercicios de inmersión, lo cual evita que se contagien de enfermedades respiratorias.

Mejora su desarrollo psicomotriz gracias a los ejercicios realizados como el pedaleo, dándole una mayor fuerza en sus piernas y un mejor equilibrio para gatear o pararse por ellos mismos, así como el caminar de una forma más segura.

Por lo cual recomiendo esta actividad a los demás padres para lograr un vínculo con su hijo y de los beneficios y los valores de practicar un deporte a temprana edad.
 

Dr. Juan Alfredo Gasca Saucedo

Ced. Prof. 8902390



 
Como padres de Liam Rodríguez López, optamos que comenzara sus clases de natación desde los 3 meses de edad, en el nivel de Acua-Matro®, pero que tenemos antecedentes de nuestra hija mayor Padme, quien también comenzó a asistir a ACUATICS a los 6 meses.

La experiencia y los resultados obtenidos en esta primera instancia han sido muy gratificantes, ya que nuestra hija adquirió confianza y habilidades en el agua, se fortaleció el vinculo entre padres e hija, el poder compartir ese aprendizaje con ella y ser parte integral del proceso nos encanta.

Hoy en día percibimos a nuestra hija muy segura y muy contenta de asistir a sus clases, vemos con enorme satisfacción que se desenvuelve nadando ya con total libertad.

Esperando tener resultados similares con Liam iniciamos desde los tres meses con el en Acua-Matro®. Nos encontramos muy contentos con los maestros de ACUATICS, pues gracias a su profesionalismo, paciencia y tolerancia es que nuestra hija pueda nadar el día de hoy es algo que agradecemos enormemente.
 

Familia Rodríguez López



 
Decidí llevar a mi hijo a nadar para que perdiera el miedo al agua y pudiera tener una mayor seguridad en sí mismo. Comenzó en Acua-Matro® a la edad de 10 meses.

Al principio fue difícil pues lloraba al entrar en contacto con el agua, lo que provocaba no querer despegarse de mí. La maestra Rosario me decía que esto era normal, que poco a poco iría adquiriendo confianza y perdiendo el miedo.

En las siguientes clases fue lo mismo, lloraba al estar en el agua, lo cual para mí resultaba un tanto angustiante, pues pensaba que mi hijo no disfrutaba el estar ahí, al grado de no querer llevarlo más.

Sin embargo, decidí que continuara con sus clases, lo cual finalmente ayudó a que se desenvolviera cada vez más en el agua, además de la paciencia y apoyo de la maestra.

Hoy mi hijo tiene 8 años, y sigue en ACUATICS. A lo largo de este tiempo aprendió a nadar los 4 estilos, gracias a los maestros que siempre apoyan, corrigen e impulsan a los alumnos para mejorar.

Aún le falta, pero el verlo nadar fuera de sus clases, en alguna otra alberca, me hace ver que valió la pena la decisión de seguir, de ser constante y de haberlo llevarlo desde temprana edad.
 

Isabel Rico



 
Cuando acudí a ACUATICS a pedir informes sobre las clases de natación para mi bebé, me explicaron a detalle el objetivo y la importancia que tenía para mi bebé y para nosotros. Sin duda me convencí de lo importante que sería, y la primera clase la tomó mi esposo con mi bebé. Observé que en ambos crecía una confianza y un amor únicos. La experiencia que vivimos fue única.

Said llegó a ACUATICS con tan solo 3 meses de edad y nunca lloró, pues las educadoras acuáticas nos daban la confianza para llevar a nuestro bebé por esta aventura.

A lo largo de estos tres meses he observado el avance de Said, es un niño muy sociable, cariñoso, inteligente, inquieto y juguetón.

Es una experiencia única, una disciplina que nos ayuda a los papás a conocer y a compartir tiempo de calidad con nuestros hijos.

Fue una de las mejores decisiones que como padres hemos tomado, y queremos inculcar a nuestro hijo el amor por el deporte y la salud física y mental.

Acua-Matro® es una manera maravillosa de crear un lazo aún más fuerte entre padres e hijos.
 

Fabiola Álvarez



 
Una de las cosas que me motivó a traer a ACUATICS a mi hijo Matías de 8 meses a la clase de Acua-Matro® fue ver a los bebés y sus papás que se estaban divirtiendo y lo mucho que disfrutaban estar en el agua, eso es lo que quise para mi bebé.

En la primera clase Matías estuvo tranquilo la mayor parte del tiempo. Sin embargo, las siguientes 3 clases se la pasó llorando desde el momento en que entraba a la alberca hasta que salíamos de las instalaciones.

Esto me resultó frustrante pues no me imaginé que sería así, me desesperó el hecho de que no se estuviera divirtiendo, de que más bien parecía que sufría en el agua, de que no pudimos realizar las actividades y también me sentí apenada con las demás mamás ante el hecho de que no pude hacer nada para que mi bebé dejara de llorar. Llegué a pensar que en cualquier momento nos iban a pedir que saliéramos de la alberca para no alterar a los demás niños.

Esas 3 clases me parecieron interminables y llegué a pensar que tal vez esta actividad no era la adecuada para mi hijo.

Lo que me motivó a seguir trayendo a Matías a ACUATICS fueron los comentarios y apoyo de la maestra Rosario, quien me hizo ver que cada bebé tiene un ritmo diferente de adaptación, que no somos los únicos que han pasado por esto. Nos alentó a no darnos por vencidos ante algo que va a beneficiar a mi bebé, y también pusimos en práctica un par de consejos que ella nos dio para que mi hijo empezara a sentir confianza.

A un mes de haber iniciado con el programa, hoy les puedo compartir que Matías está más tranquilo, va adquiriendo cada vez más seguridad, ya se divierte en el agua y el hecho de convivir con otros niños y personas también le ha ayudado en la parte social. Siendo mamá primeriza me ha ayudado el programa a ser más paciente, a tener una mayor conexión con mi bebé y a no ceder a la primera cuando las cosas no salen como yo espero.

Estoy consciente que nos falta mucho por trabajar y de que no siempre será fácil, pero sin duda ésta es una de las mejores experiencias que le puedo dar a mi hijo.
 

Lariza Monroy



 
Mi hija Romina tiene 2 años 6 meses. Estuvo en Acua-Matro® durante 4 meses y ahí desarrolló habilidades que repercutieron en la seguridad en ella misma. Tiene un mejor desarrollo social, respeta a los demás y es más independiente.

Actualmente está en el programa de Psicomotricidad Acuática.

En lo personal pienso que la escuela ACUATICS Natación Educativa es excelente ya que tiene maestros capacitados y entregados a su profesión. Nos brindan un buen servicio y enseñanza, además de que cuentan con una gran higiene en sus instalaciones.
 

Sra. Miriam Delgado Murillo



 
Nuestra hija ingresó a ACUATICS cuando tenía 2 años 2 meses al programa Acua-Matro®. Ahí tanto a mí como a ella nos ayudaron a perder el miedo y la angustia.

Actualmente está en el programa de Psicomotricidad Acuática. Ella y nosotros hemos logrado un desprendimiento muy útil en su vida, que se refleja en su actitud en otros aspectos de su desarrollo, como es la capacidad de relacionarse con otras personas. Ha adquirido confianza en ella misma, ha aprendido a enfrentarse a los primeros problemas de su vida y los ha resuelto. Se ha fortalecido su desarrollo físico, tiene un mayor control y dominio de sus movimientos, lo que le da fuerza y resistencia. Esto da como resultado SALUD, tiene antivirus naturales por lo que se enferma menos.

Actualmente mi hija muestra mucho interés por aprender y disfruta cada minuto en la alberca. Se divierte y nuestra mayor satisfacción es verla crecer en un ambiente sano y saludable.

ACUATICS se ha convertido en una escuela y un seguro de vida para mi hija y su futuro.

¡Gracias, Equipo Acuatics!
 

Sra. Julieta Ruiz



 
Mi nombre es Ivette A. Arguelles Mtz. y desde hace muchos anos mi vida ha estado ligada a ACUATICS.

Yo empecé a nadar en el programa de Adultos. Años más tarde me casé y tiempo después me embaracé. Tuve que dejar de nadar unos meses por problemas en el embarazo, pero una vez que pasó el peligro, el doctor el único ejercicio que me autorizó fue la natación, y es que se hace en posición horizontal y no hay ninguna clase de impacto por lo que mi bebé estaba seguro. Regresé a mis clases y pude nadar hasta un día antes del nacimiento de mi bebé. El haber nadado durante el embarazo me ayudó también a recuperarme más rápido después del parto.

Seis meses después regresé, pero esta vez a Acua-Matro® con la tranquilidad de saber que era un lugar seguro para alguien tan pequeño. Desde la primera vez disfrutó del agua y desde ese día hasta hoy no ha dejado de nadar.

Hoy mi hijo tiene 13 años, por lo que ha nadado 12 años y medio. También tengo una hija de 10 años, los dos desde bebés en ACUATICS. Pasaron por todos los niveles de Escolares y siempre con excelentes maestros. Una gran ventaja parar nosotros ha sido que sabiendo nadar cuando vamos de vacaciones nuestros hijos disfrutan de jugar en las albercas y nosotros estamos tranquilos.

Ellos han participado en varias competencias tanto internas como con otras escuelas, obteniendo siempre muy buenos resultados. El nadar les ha permitido también conocer otro maravilloso deporte como es el triatlón, del cual ya han participado en varios a nivel local, pero este año tuvieron la oportunidad de asistir al Triatlón Ixtapa Televisa Deportes. Fue una gran experiencia. Por esto y muchas otras cosas a lo largo de tantos años gracias a Ma. Alicia y a su gran equipo de trabajo que han sido parte del crecimiento de mi familia.
 

Familia Pérez Arguelles



 
Mi hijo comenzó desde Acua-Matro®. Me decidí por su academia porque desde la primer llamada la amabilidad de la persona que me contestó reflejó la calidad y calidez de ACUATICS, y eso me convenció de ir a conocer las instalaciones.

Mi hijo es asmático, y la natación le ha permitido practicar un deporte que fortalece sus pulmones, disfrutar del nado con animales marinos y el snorquel.

Mis sobrinas vencieron el miedo a la natación. La paciencia y capacitación de sus profesores les permitió aprender a nadar y graduarse como Delfines. Sobre todo a la mayor que tuvo una mala experiencia en otra escuela de natación y desde la cual le tenía pánico. Los profesores de ACUATICS desde la primera clase detectaron su temor y trabajaron con ella de manera tan paciente y amable que a la cuarta clase había superado su miedo y ahora nada hermoso.

Como proveedor del servicio que realizamos (somos el laboratorio que certifica mes a mes la pureza y calidad del agua de la alberca de ACUATICS), analizando la presencia de microorganismos patógenos en el agua de la alberca, los cuales se realizan con la periodicidad debida y con los resultados que obtenemos al realizar los estudios, tengo también la confianza de llevar a mi familia a nadar pues sé que nadamos en agua limpia.

Finalmente quiero decir que mi esposo y yo también nos animamos a ir a nadar y hacer ejercicio, y de los 8 años que tenemos yendo nunca se ha repetido una rutina, ni en las clases de mi hijo, mis sobrinas y nosotros. Siempre la hacen tan amena e innovadora y así uno no se aburre de estar dando vueltas y vueltas nada más.

Los felicito y ojalá que siempre sigan con la calidad que hasta ahora los ha caracterizado.
 

Sra. Blanca Alicia Martínez Álvarez


» VER SU CARTA FIRMADA


 
La primera experiencia que tuvo Padme con el medio acuático no se limitó únicamente a su gestación en el vientre, sino a los beneficios que representa la natación en el embarazo y su nacimiento en el medio acuático.

Por lo que, el inicio de clases de Acua-Matro®, a los pocos meses de vida representó una oportunidad de desarrollo psicomotor, intelectual y emocional dentro de su primer año.

Sin duda, su interacción tan a temprana edad en el agua ha conllevado a innumerables beneficios y sorpresas, pues ver a Padme flotar y nadar en el mar y albercas sin aún saber caminar ha sido una de las más grandes satisfacciones como padres, pues con la Acua-Matro® se le han multiplicado las posibilidades de diversión, de autonomía, de desarrollar sus habilidades vitales de supervivencia y de experimentar concretamente el espíritu de familia y relación mamá-hija y/o papá-hija.

Por lo que tomamos esta oportunidad para agradecer a ACUATICS y particularmente a la maestra Rosario Vázquez, por toda su paciencia, dedicación y conocimientos, pues su acompañamiento y compromiso educativo ha sido invaluable en el desarrollo acuático de Padme.

¡Gracias!
 

Sra. Perla Vieyra



 
Yo soy mamá de ACUATICS desde hace 7 años, actualmente tengo tres hijos, el mayor de 8 años, el de en medio de 5 años y la pequeña que tiene 8 meses, todos nadamos juntos. ¡Es una hora del día que disfrutamos muchísimo!

He visto la evolución de mis hijos, en su paso desde Acua-Matro® hasta su nivel actual y es muy emocionante verlos crecer. Acua-Matro® es una oportunidad única de convivir con los bebes en el medio acuático, de verlos evolucionar, convivir con otros niños pero sobre todo crear un vínculo de confianza con los papás, de la mano de los preparadísimos maestros.

Para mí fue un duelo cuando mis hijos pasaron de nivel y ya no me necesitaban más dentro de la alberca, pero de igual forma los vi ser más independientes, vencer miedos, adaptarse a cambios, mejorar su coordinación, y mucho más importante, mejorar su autoestima.

Del equipo de maestros, puedo decir que sin duda son los mejores. Más que maestros son educadores. Están conscientes de las necesidades particulares de cada niño y se preocupan por dar el extra de atención que requiere cada caso y eso para mí ha sido lo más valioso que he encontrado en ACUATICS.

Además, quiero decir que las clases tienen un balance perfecto, están llenas de diversión pero de la mano se abordan diferentes técnicas con el mejor cuidado y paciencia hacia los niños. ¡Mis hijos son felices aquí y eso es para mí lo más importante!

Y finalmente la tranquilidad de que mis hijos no corran más peligro de ahogarse y que sepan cómo reaccionar ante diferentes situaciones es un seguro de vida invaluable. ¡Qué mejor que hacerlo de la manera más divertida y cerca de los mejores! Gracias a todo el equipo, de verdad gracias por su entrega y amor por los niños.
 

Sra. Marcela Eguiluz Cuen



 
Tenemos dos hijos en ACUATICS. Los dos iniciaron a la edad de 6 meses en las clases de Acua-Matro®.

El haber iniciado a temprana edad les ha servido para adquirir destrezas y habilidades para nadar. Esto para nosotros como padres nos da mucha tranquilidad, pues sabemos de la importancia que esto tiene para hijos en general.

Sin embargo, más allá de la capacidad que han desarrollado para nadar, es importante destacar que a lo largo de las diferentes etapas que han cursado en ACUATICS han desarrollado otros elementos muy importantes para su vida diaria; han desarrollado su confianza, autonomía y seguridad personal, y al mismo tiempo han mejorado su desarrollo a nivel psicomotor.

La atención recibida por todas las personas que laboran en ACUATICS nos han hecho sentir que no solo es una escuela de natación, sino que es una institución en la que se preocupan por el bienestar de los niños y sus familias, por lo que nos sentimos muy agradecidos y afortunados de poder pertenecer a ACUATICS.
 

Familia Pruneda Luna



 
Somos papás de Rodrigo y Fernanda Ramírez, llevamos 4 años en ACUATICS.

Rodrigo inició el deporte de la natación a los 3 años en el programa de Psicomotricidad, en donde pudimos darnos cuenta de los múltiples beneficios que para él trajo practicarlo, ya que ayudó a mejorar su coordinación física, seguridad y sobre todo salvaguardar su vida en el medio acuático, así mismo crear en él una disciplina. Además de todo esto ha encontrado el cariño y apoyo de todos sus maestros desde su inicio. ¡Está muy feliz!

Fernanda inició al año 8 meses en el programa Acua-Matro®, en donde pudimos obtener la adaptación al medio acuático, con el beneficio de reforzar la relación con mamá y papá quienes éramos los que entramos con ella, dándole seguridad y motivación. Hubo bastante desarrollo de la coordinación motora, además de que ahora que nada sola, se ve más segura y la vemos muy contenta en sus clases.
 

Familia Ramírez Navarrete


 

Ver testimonios de todos nuestros programas:


Acua-Matro®  •  Psicomotricidad Acuática  •  Escolares  •  Adultos  •  Los Cincuentas en el Agua®  •  Educación Especial Acuática •  Natación para Embarazadas