Ubicación  /    
Academia de Educación Acuática en Irapuato, Gto. | ACUATICS

Academia de Educación Acuática en Irapuato, Gto.


Informes al 462 625 3256

Testimonios de clientes del programa de Adultos




Asisto a clases de natación en ACUATICS desde hace 8 meses. Decidí inscribirme por motivos de mala circulación y porque desde siempre me ha encantado nadar. Tomo mis clases por la mañana con el maestro Jorge y la maestra Rosario.

Durante este tiempo he sentido muchos cambios físicos y emocionales favorables, ya que me he sentido mucho más ágil, mi resistencia ha aumentado y los problemas de circulación han disminuido notablemente.

Sin yo imaginarlo también me ha ayudado en mi seguridad, pues temía mucho a estar bajo lo profundo del agua.

En el proceso de mi aprendizaje he pasado por momentos difíciles en mi vida personal, laboral y familiar, y sorpresivamente el nadar me ha ayudado bastante a dedicar un tiempo efectivo para mí y para relajarme, ya que mientras estoy en la alberca mi mente se despeja y consigo pensar más claramente.

Mi profesión es un tanto estresante y de mucho desgaste emocional y sin duda alguna me sienta de maravilla tomar estas clases. También recomiendo mucho esta actividad a mis pacientes terapéuticos y conocidos que buscan apoyo psicológico, pues me queda claro que la natación es una de las disciplinas más completas ya que ayuda a oxigenar todo nuestro cuerpo por medio de la respiración constante.

En referencia específica a mis clases con el profesor Jorge, me ayudaron mucho en el aumento de mi resistencia física, técnica y seguridad. Por otro lado, mi experiencia con la maestra Rosario ha sido muy enriquecedora en cuestión del acoplamiento grupal, perfeccionamiento de técnicas, atención personalizada y ejercicios terapéuticos, pues se basa mucho en la música que me llega a conmover y motivar.

Cabe mencionar que en el tiempo que mi hermana estuvo asistiendo a clases, la maestra Rosario la apoyó y ayudó mucho en una situación difícil y complicada de salud y emocional que estaba atravesando. Eso jamás podré pagárselo con nada y estaremos siempre agradecidas con ella.

Sin duda estoy muy complacida y satisfecha con todo el servicio e instalaciones, y sobre todo con el trato e impartición de clases por parte de los dos maestros así como el ambiente grupal.

Bendiciones, gracias.

Octubre 2019



Hoy se cumplen 2 años que comenzó mi gran ventura con el agua y ahora entiendo por qué desde niña amaba este deporte. Aunque tenía mil miedos, sabía que lograría superarlos.

He comprobado que la natación es mi gran pasión, y no solo por el hecho de no ahogarte o saber nadar los 4 diferentes estilos y por la sensación tan relajante que es estar en el agua, sino porque a diario aprendo algo nuevo. Y sobre todo, he conocido mucho mejor mi cuerpo, he aprendido a controlar mi respiración y eso te hace consciente de lo importante que es y de lo maravilloso que es el cuerpo humano.

Yo he sanado por medio de la natación, mi circulación, dolores de espalda, y desde que comencé a nadar no me he enfermado de las vías respiratorias. Además me ayuda a nivel emocional, ya que se oxigena mi cerebro y no permite que mi energía se agote o que me sienta triste, ansiosa o hasta deprimida. Por eso me siento agradecida porque para mí es un privilegio realizar este deporte al igual que mis hijos, agradezco también a mi excelente maestra Rosario y a todas mis compañeras en ACUATICS. Gracias.

Febrero 2021

Testimonios de Adultos - ACUATICS


Belith Anabel Hernández Ramos




Hola, quiero dar las gracias a todo el personal de ACUATICS por su amabilidad. En las instalaciones hay higiene, y atención personal.

Yo recomiendo nadar a todos porque es un ejercicio completo y a mí me ha dado muy buena salud.

El agua está muy bien, limpia, calientita y de calidad.

Luz Manriquez




Mi nombre es Gabriela Frías, tengo 2 años y medio asistiendo a clases en ACUATICS.

Recomiendo las clases ya que los instructores son gente capacitada y hacen que las clases sean motivantes para los que asistimos a aprender a nadar. También me ha servido mucho como ejercicio, además de que me ha fortalecido el sistema inmunológico y reforzado mis pulmones.

Gracias de nuevo.

Gabriela Frias




Mi nombre es Diana Guadalupe Saldivar, tengo 18 años. Entré a ACUATICS porque deseo ingresar a la escuela Naval.

Cuando llegué aquí no tenía absoluto conocimiento de natación. Tomé el curso intensivo. El primer día que entré tenía pánico, el maestro Jorge fue atento y divertido. El segundo día conocí a la maestra Rosario, que con un carácter más fuerte, me enseñó no solo a nadar sino a practicarlo, a seguir indicaciones precisas.

Con ambos profesores aprendí a hacer diferentes actividades. Ambos son muy atentos y respetuosos. Con cada una de las actividades que me ponían, sentía más seguridad.

Las instalaciones son muy fáciles para adaptarse. También tuve el gusto de conocer a la Sra. Juanita que es muy amable y atenta.

Gracias.

Diana Guadalupe Saldivar




Vengo toda la semana a hacer actividad acuática. Me dan clases Jorge y Rosario. Hace tiempo tuve una operación. Vine para ejercitarme y relajarme y estoy muy contenta. Me ha servido mucho y los maestros me han enseñado muy bien. Tengo más confianza ya que he aprendido mucho de natación. Estoy muy contenta, todo el servicio es bueno. Los maestros han sido muy comprensivos y me ayudan.

Rosaura Elizabeth Barrientos




Yo he podido disfrutar de todas las actividades acuáticas gracias a mis clases en ACUATICS, gracias a la gran seguridad y resistencia que he desarrollado no solo en el agua, sino en toda mi persona, con el valioso apoyo de la maestra Rosario.

Me siento feliz de lo que he logrado en solo 9 meses de venir a clases. Antes de integrarme no me sentía tan segura en el agua, por lo cual no podía disfrutar completamente de esos preciosos momentos.

Doy gracias a Dios por permitirme tan valiosas experiencias y a ustedes por ser parte de ellas.

Angélica Rico




Ingresé a ACUATICS a los dos años, me gradué en todos los niveles de enseñanza. Disfruté estar en cada uno de ellos.

Los maestros que he tenido siempre me han apoyado, siento que puedo confiar en ellos en la alberca y fuera de ella.

Desde pequeña era una de mis metas llegar al nivel de Adultos en ACUATICS, y ahora que tengo 15 años lo he logrado. Estoy nadando con mi mami en su grupo y esto es una experiencia nueva para mí.

Sé que todavía puedo mejorar mucho, y estoy aquí para eso.

Valeria De La Rosa




Llegué a ACUATICS hace aproximadamente 20 años. No sabía nadar. Me enfermaba con frecuencia de gripe. Tenía un peso muy bajo y era estrecho de hombros.

Gracias a mi esfuerzo y constancia y a la paciencia de mis maestros, no solo aprendí a nadar, sino que también logré ensanchar mis hombros sin lesión alguna. Aumenté mi peso corporal y lo más importante para mí, logré fortalecer mi sistema respiratorio y disminuir a muy poco esas gripes recurrentes.

Venir a ACUATICS me proporciona felicidad, me siento parte de esta gran familia. Aprecio el esfuerzo, la preparación, la capacidad y el trato cálido de cada uno de los maestros, personal de apoyo y de nuestra Directora General.

Mi agradecimiento eterno por todo lo que ACUATICS me ha proporcionado y espero seguir disfrutando por mucho tiempo.

Rogelio Pérez Álvarez




Soy Octavio de Pueblo Nuevo, Guanajuato. La escuela de natación ACUATICS fue la primera opción que tuve para poder capacitarme y poder entrenar para mi examen físico en la escuela médico militar.

ACUATICS me brindó las bases principales en diferentes técnicas de natación, así como en salto de trampolín para tener un conocimiento previo a mi examen. Literalmente llegué con debilidades para nadar y al final del curso en ACUATICS, adquirí mucho aprendizaje.

Respecto al personal que aquí labora puedo decir que son gente increíble, muy amable y muy profesional en su trabajo. Las instalaciones son perfectas, los vestidores muy limpios, la alberca muy limpia. Está a una temperatura agradable.

Estoy muy contento con el resultado y desempeño del personal, creo que es una institución destacada.

Octavio Moreno Ramos




Mi hija entró a nadar desde los 5 años. El motivo fue porque se aventó a una alberca de lo mucho que le gustaba nadar, afortunadamente no le pasó nada y decidimos meterla a que aprendiera a nadar a un curso de vacaciones. Desde entonces ya a sus 15 años sigue nadando.

Hemos pasado momentos debido a su enfermedad graves. Le ha ayudado a fortalecer su corazón, su sistema inmunológico, sus pulmones y la ayuda con el peso.

Además de que ama nadar y de que las personas desde el personal hasta sus maestros siempre han contribuido a ayudar en su confianza, ya que era una niña insegura y ahora es todo lo contrario.

Agradecida siempre, en lo personal con ellos porque no solo se preocupan de ella, sino que le ayudan a ser mejor ser humano, en todos los aspectos.

Contaría miles de historias de estos años que he visto crecer y nadar a mi hija, y de lo que nunca me voy a cansar es de seguirla viendo nadar y ver lo que le gusta hacer, nadar.

Georgina Laguna Delgado




Mi nombre es Sandra Pichardo Loza, tengo un mes dos semanas asistiendo a clases a ACUATICS.

recomiendo las clases, hasta ahorita la atención de todo el personal ha sido muy buena, son muy amables y respetuosos.

Los maestros Jorge y Jesús son muy buenos, siento que sí están muy bien capacitados, la verdad es que sí me ah gustado asistir a clases con ellos, ya que me dan confianza y aunque tengo poquito tiempo sí he aprendido muy rápido.

Las instalaciones se me hacen pequeñas, pero ha cubierto mis necesidades. La alberca siempre está limpia al igual que los baños. Lo único que me gustaría es que se mejorara el agua de las regaderas (que fuera caliente).

Sandra Pichardo Loza




Mi nombre es Valeria Pichardo Loza, tengo un mes y dos semanas asistiendo a ACUATICS.

En cuanto a las instalaciones, siempre están muy limpias, los baños, los vestidores, la alberca.

Tomo clases todos los días y creo que he avanzado bastante y muy rápido, puedo nadar en toda la alberca con confianza y sin miedo, ya no siento la necesidad de detenerme o agarrarme de las orillas.

Gracias al profe Jorge que es una persona muy preparada y con mucha paciencia, nos da la confianza, hace uso del material y nos ayuda a mejorar las técnicas de natación, a diario aprendemos cosas nuevas y siempre está al pendiente de que realicemos bien los ejercicios. El ambiente en su clase es súper padre y divertido, realizamos juegos de acuerdo a lo que aprendamos en sus clases.

Estoy satisfecha con el servicio que nos brinda ACUATICS, con el trato e impartición de clases con los mejores profes.

Recomiendo 100% ACUATICS.

Valeria Pichardo Loza




Mi nombre es Alejandra Caudillo, tengo 17 años y hace 3 meses decidí aprender a nadar porque es un deporte bueno para mi salud.

Me siento muy cómoda en ACUATICS por la limpieza e higiene que tienen en los vestidores y en el agua de la alberca. También porque el maestro Jorge da muy bien las explicaciones de cada estilo, además de ser muy respetuoso.

Estoy agradecida con la escuela y maestros por tener paciencia para enseñar cada ejercicio, y estoy satisfecha con los resultados obtenidos desde que inicié.

Alejandra Caudillo




Mi nombre es Gerardo Vallejo, soy docente.

Ingresé a ACUATICS para tomar condición física y reducir el estrés. Desde un inicio fui muy bien atendido por las personas administrativas y los de limpieza, el vigilante y los maestros. Todos son muy amables.

Esto genera un ambiente muy tranquilo como para desarrollar la natación.

Puedo decir que los objetivos se han cumplido. He reducido mi estrés laboral lo cual me deja trabajar con calidad. He logrado tener mejor condición física. Disfruto venir a nadar, así llueva o haga frío yo vengo.

Yo tengo a mis hijos nadando aquí en ACUATICS y he visto muy buenos resultados. Agradezco mucho a todos.

Gerardo Vallejo Gutiérrez




Soy Esperanza Torres, vine a ACUATICS porque tenía un desgaste en vértebras y se me desvió mi columna. Me recomendaron ACUATICS hace más de 6 Años.

Me he sentido muy bien, he estado con varios educadores y educadoras. He venido al programa de Los Cincuentas en El Agua® y ahora al de Adultos.

Todo el tiempo he estado igual de contenta, no siento dolor y me mantengo activa. Vengo tres veces por semana.

Esperanza Torres




Mi nombres es Sandra Bocanegra, conozco ACUATICS desde hace 18 años, cuando mis hijos comenzaron con sus clases aquí.

Hace un año comencé yo a practicar la natación por indicación medica. Me ha ayudado mucho a fortalecer mi espalda y ya casi no hay dolor. Mi resistencia y condición física ha mejorado bastante. Además de que me relaja mucho, me permite descansar y dormir profundamente.

Las clases con el maestro Jorge siempre son diferentes y divertidas, gracias por su dedicación.

Además he tenido la fortuna de hacer nuevas amistades.

Las instalaciones siempre limpias (gracias a Mary y Juanita), la alberca siempre a la temperatura indicada. Lalo en la administración siempre amable y atento, y el velador Martín ayuda a que tomemos nuestra clases sin ningún pendiente de nuestro vehículo.

En resumen: Recomiendo al 1000 a ACUATICS por su experiencia y profesionalismo.

Sandra Bocanegra




Mi nombre es Mayra, tengo un año tomando clases en ACUATICS. Decidí inscribirme para aprender a nadar.

No tenía miedo pero siempre me quedaba sola en la orilla. Y no llegaba más allá de donde el agua me llega al pecho.

Aquí me enseñaron cómo respirar bajo el agua, que era algo que me estresaba. Aprendí a flotar, que me resultó bastante fácil.

Tomo clases dos veces por semana y creo que he avanzado bastante rápido. Ya puedo nadar toda la alberca sin necesidad de detenerme. En cuanto a la técnica también voy muy bien. Acabo de ir a la playa y pude disfrutar estar en la alberca y nadar con tranquilidad. En cuanto a mi salud he observado grandes beneficios. He mejorado mi condición física, he reducido un poco de peso, y he olvidado el estrés.

Mi maestro Jorge es una persona muy preparada y con mucha paciencia, que nos da confianza, usa material que nos ayuda a mejorar las técnicas de natación.

En cuanto a las instalaciones son excelentes, siempre está muy limpio desde la entrada, los vestidores, el área de la alberca siempre bien ordenada y limpia, y la temperatura del agua siempre es excelente.

Gracias.

Mayra del Carmen Bocanegra Ramos




Mi nombre es Mariana Atzhiry Rojas, tengo 24 años y he venido a nadar a ACUATICS 7 meses.

Definitivamente y con gran certeza puedo decir que nadar es una de las actividades que mayor felicidad dan a mi vida. Elegí la natación sobre otras actividades porque más que un deporte es un estilo de vida, es la actividad más completa y practicarla mejora mi vida, mi salud mental y emocional. Personalmente, es una manera en que puedes descargar el estrés y a la vez, motivarte y sentirte bien.

Yo padezco asma, al principio me era difícil mantener mi respiración en el agua, sin embargo con ejercicios, trabajo y comprensión del profesor he logrado mejorar y sentirme bien, y ahora no quiero irme.

Es un placer para mí ser alumna de ACUATICS, no solo hay ética profesional, sino valores como persona.

El profesor Jorge es un excelente entrenador, es muy bueno dando instrucciones, me muestra cómo hacer las cosas y se nota que le gusta lo que hace, es una persona muy amable, íntegra, educada y te motiva para que des lo mejor. Todos los demás integrantes de esta escuela son muy profesionales y amables, te reciben con una sonrisa y crean un ambiente de confianza.

Me siento muy agradecida con todos.

Si leíste esta nota, te invito a nadar en ACUATICS y veas lo fantástico que es.

Mariana Atzhiry Rojas




Hace 7 meses me uní a esta bonita familia llamada ACUATICS. ¿Por qué lo decidí? La respuesta es muy sencilla: ¡Por salud!

Hasta hace 7 meses tenía una vida rutinaria y llena de estrés, una vida en la que practicar deporte no era opción debido a los intensos horarios laborales.

Intenté realizar actividades como correr al aire libre pero la situación de inseguridad actual no me lo permitían, y me enferman los cambios de temperatura.

Decidí con mi novia practicar una actividad que no fuera al aire libre y en un horario no laboral. Después de visitar otras escuelas, ACUATICS fue la mejor opción porque cuenta con certificaciones mensuales de la calidad del agua, el agua está temperada y las tarifas son muy accesibles.

He notado los beneficios en mí: mayor resistencia física, mayor flexibilidad, pero lo que más me gusta es llegar a mi trabajo lleno de energía y libre de estrés porque nadar es lo más relajante que tengo dentro de mi rutinaria vida.

Me gusta mucho al atención que nos brinda el personal que labora en ACUATICS, desde el primer día me sentí muy cómodo y las instalaciones me gustaron mucho.

Solo me queda agradecer a Jorge por guiarnos en esta aventura llamada natación, él es una persona muy profesional y capacitada.

César Alejandro




Hola, soy María del Carmen Vanzzini Castellanos, tengo 62 años.

Hace más de 8 años que empecé a nadar, y fue una gran decisión, me siento muy contenta.

Siempre encuentro en Jorge mi maestro la atención y los ejercicios acordes a mis necesidades. Todo el personal de ACUATICS es muy amable, las instalaciones siempre están limpias y en orden. Disfruto los días que vengo a nadar y siento que no podría dejarlo.

Gracias por su apoyo.

Carmen Vanzzini




Soy Patricia Vanzzini, tengo 61 años y tengo 6 años nadando en ACUATICS.

Nadar cambió mi vida en el sentido de hacer una rutina que me fortalezca y me haga sentir bien.

Hace dos años me diagnosticaron cáncer cervico-uterino y me prohibieron nadar. En noviembre del año pasado por fin me dijeron que ya podía nadar y me puse feliz.

Me encanta ejercitarme, convivir con mis compañeros, eso es muy motivador. El profesor Jorge me ha ayudado mucho, me ha ayudado incluso a cambiar mi mentalidad con más confianza.

Me siento mucho mejor, ya que cuando regresé tenía poca fuerza por la falta de ejercicio.

Gracias por ayudarme en este camino y gracias al personal de ACUATICS que está a las 6 a.m. porque siempre tienen una sonrisa, palabras de aliento y atención.

Si estás pasando por un problema de salud, te invito a nadar, esto te va a dar sentido de vida, te va a motivar y alentar.

Patricia Vanzzini




Desde hace 2 años y medio me propuse aprender a nadar. Tenía mucho miedo, no sabía nadar a mis casi 48 años.

Afortunadamente mi maestro me dio la confianza para tener la seguridad de realizar mi práctica día a día y avanzar en mi objetivo de aprender a nadar.

La práctica de la natación mejoró mucho mi salud, ya que mi rutina laboral es muy sedentaria y al estar motivado por mi maestro concluía mi práctica muy contenta y relajada.

Gracias por su paciencia, definitivo, ¡el agua es vida! Gracias Jorge.

Xóchitl Luna




Después de 25 años nadando en ACUATICS puedo decir del buen servicio y atención del personal y de los instructores bien capacitados.

Nadar en ACUATICS me ha dado grandes beneficios a mi salud, desde bajar de peso, como rehabilitación de extremidades, así como para la salud de mi corazón.

Por todo esto gracias. Gracias a todo el equipo.

Alfredo Cabrera H.




Me llamo Gabriel Hernández y tengo 28 años. Aprendí a nadar a los 4 años aquí en ACUATICS con la maestra Rosario en un curso intensivo de verano.

Mi experiencia con los muchos maestros con los que he tratado durante mis años aquí siempre ha sido positiva. Son atentos, respetuosos y muy profesionales con su trabajo.

Lo mismo se puede decir del staff administrativo y de servicio. Mary siempre ha tenido una sonrisa y eso nunca ha cambiado.

La calidad de las instalaciones es excelente y siempre las he encontrado impecables. Creo que la natación me ha ayudado a formarme como una persona disciplinada y enfocada en metas, algo que ha sido crítico en mi vida.

En resumidas cuentas: Recomiendo el nadar como una actividad física, y en especial a ACUATICS como el lugar en donde practicarla debido a la calidez, profesionalismo y calidad humana de los que conforman esta comunidad.

Gabriel Hernández Talancón




Mi nombre es Adriana Solórzano Villanueva, llevo 15 años en ACUATICS. Empecé trayendo a mis dos hijos y después continué como alumna.

A la fecha sigo aquí porque es una alberca con agua climatizada y muy limpia, así como sus instalaciones.

He tenido varios maestros, todos son excelentes y muy profesionales.

Por todos estos años, recomiendo a esta magnífica escuela de natación, con experiencia y profesionalismo. No me queda más que agradecer a ACUATICS de corazón.

Gracias.

Adriana Solórzano Villanueva




Tengo cinco meses que regresé a nadar a ACUATICS. La decisión fue por salud física.

Tengo un problema de ciática y la natación me ha ayudado enormemente. El dolor ha disminuido notablemente y me siento más ligera, y con más condición.

Agradezco a la maestra Rosario por su apoyo y por su disciplina, me ayuda a mejorar constantemente.

María Luisa Pérez Elizondo




Mi nombre es Ana María González. Tengo 55 años, y año y medio de haber ingresado en ACUATICS.

Hubo dos razones para hacerlo: 1) Por cuestiones de salud. 2) Y porque cuando salía de vacaciones con mi familia me tenía que conformar con sentarme a la orilla de la alberca y observar cómo todos se divertían.

Era tan grande mi miedo que tuve que aprender a caminar en la alberca, y no podía ni sumergir la cabeza.

En este momento puedo decir con satisfacción que gracias a la paciencia e indicaciones del maestro Jesús, he tenido avances muy significativos tanto en mis habilidades en el agua como en mi salud, pero ¡oh sorpresa! Mucho más en mi estado emocional.

Venir a nadar es mi espacio personal que dedico a relajarme, distraerme y sobre todo, aquí todos son amables y te hacen sentir muy bien.

Inmensamente agradecida con mi maestro Jesús y con ACUATICS.

Ana María González




Quiero compartirles mi experiencia en ACUATICS.

Nunca había tomado clases de natación, ni siquiera por pasatiempo. Tenía iniciativa de aprender a nadar, el motivo siempre fue el miedo a no saber flotar y sobretodo ahogarme en el intento. Pero fue hasta inicios del 2019 que la lesión de coxis me provocaba un dolor tan fuerte que ningún medicamento ni terapia lo quitó.

Así que por instrucción medica me recomendó practicar solo un deporte: la natación.

Con miedo y pocas expectativas de aprender a nadar llegué a ACUATICS en marzo del 2019, y ahora, 5 meses después, he aprendido a canalizar el miedo en fuerza, para seguir con las rutinas.

Esto no ha sido fácil para mis maestros Jesús y Jorge (a veces también Francisco y Manuel), pues aunque no lo dicen, estoy segura que buscan ellos varias herramientas pedagógicas y rutinas para apoyarme y mejorar mi aprendizaje.

El trabajo que hace todo el personal de ACUATICS es excelente, hacen que uno dejo otras actividades para cumplir lo mejor posible y asistir a las clases.

Gracias por toda su paciencia, y más por hacer un sueño realidad.

Lulu Aguilera Coria (30 años)




Beneficios que yo he notado que he adquirido con la natación en ACUATICS:

Mayor resistencia en mi organismo, capacidad física, y me ha dado mayor movilidad en mi cuerpo.

Algo muy importante, me ha servido mucho para la espalda. Cuando inicié no podía nadar mariposa y ahora ya lo puedo hacer. Me ha fortalecido mucho mi espalda y ya no hay dolor.

Por último, me gusta mucho nadar porque en esta disciplina no hay impacto en los huesos y se puede practicar a cualquier edad.

Raquel Torres




Comencé a venir a ACUATICS hace 20 años, después de haber padecido una embolia cerebral que me hizo perder la totalidad del movimiento de mi lado izquierdo.

Para empezar mi terapia de recuperación tuve primero unas 6 clases particulares con Malicia, quien tuvo toda la paciencia y conocimiento para acelerar mi recuperación. En poco tiempo pude incorporarme a un grupo de adultos mayores que practicaban aquaeróbics.

Mi recuperación fue cada vez mayor, al grado que en 6 meses ya había recuperado toda mi fuerza y coordinación, pudiendo reincorporarme a todas mis actividades diarias.

Así continué por 2 años más, disfrutando cada día esta maravillosa actividad.

Gracias María Alicia, gracias ACUATICS.

Mariana Cuen Garibi




Mi nombre es Elizabeth Rodríguez, tengo 30 años y comparto cómo ha sido mi experiencia en la escuela de natación ACUATICS.

Tengo un año viniendo a clases de natación y la escuela me ha parecido excelente en relación a su personal (profesores, atención en administración y limpieza). La calidad de la limpieza es excelente en instalaciones y alberca muy limpia, la temperatura del agua es excelente.

Elizabeth Rodríguez




Mi nombre es Cecilia Suárez, acudo 3 veces a la semana a clase de adultos en ACUATICS.

Tengo asistiendo 2 años y medio, al principio mi principal objetivo era rehabilitarme ya que me habían intervenido una rodilla.

Fue un éxito esta rehabilitación, al terminar decidí seguir en las clases para aprender a nadar bien los estilos.

En ACUATICS tanto el personal docente como administrativo y de limpieza me inspiran mucha confianza y seguridad.

Tengo un gran apoyo por parte de mi maestro Jorge, el cual tiene mucha paciencia.

Me encanta hablar con Juanita, me pone de buen humor.

Mis compañeros y compañeras de clase me ayudan en todo y me encanta estar con ellos.

Soy hipertensa y tengo muy controlada la presión desde que nado aquí.

Agradezco al equipo de ACUATICS

Cecilia Suárez Sánchez




Hola, mi nombre es Cecilia López, soy alumna de la escuela de natación ACUATICS.

Hace dos años tomamos la decisión, mi esposo y yo, de inscribirnos para aprender a nadar. Aunque siendo honesta, sin muchas esperanzas de aprender porque yo tenía terror al agua. Nunca en mi vida había sumergido la cabeza dentro del agua y esa era mi fobia. Pero con los excelentes maestros que he tenido he logrado vencer ese miedo a estar debajo del agua.

Comenzamos con un curso intensivo de 5 semanas y logramos flotar, saber respirar bajo el agua y nadar unos cuantos metros. Terminamos el curso y después veníamos dos veces por semana por aproximadamente 6 meses (en esa ocasión recuerdo, disfrutamos mucho las vacaciones que hicimos en familia, pues pudimos meternos a la alberca y nadar, cuando antes nos quedábamos sentados viendo a las personas nadar).

Dejé de venir por dos meses y actualmente regresé y vengo 3 veces por semana. ¡Me encanta! Ahora nado más rápido, sé controlar aún más la respiración bajo el agua y sobre todo el hecho de venir a nadar me relaja muchísimo.

Estoy segura que si a los 38 años de edad aprendí a nadar, cualquier persona que se decida aprende porque aprende.

La escuela de natación ACUATICS tiene excelentes maestros e instalaciones, es un lugar excelente para aprender a nadar y seguir practicando posteriormente este maravilloso deporte.

Cecilia López




Quiero agradecer a todos y cada uno de ustedes por su cariño y amistad de todos estos años.

Mi esposo los quería también mucho y disfrutaba de cada clase y de cada entrenamiento.

Mi familia ha ido creciendo en esta hermosa escuela de natación, donde hemos encontrado cariño sincero, tanto de presentes como ausentes.

Los felicito, porque más que una profesión, el servicio que dan es eso: Un servicio con cariño a todos los que llegamos hasta ustedes pidiendo ya sea aprender a nadar o ejercitarnos. La paciencia y empeño que ponen en cada clase, la creatividad que hace que no nos aburramos. En fin.

Hoy les agradezco como seres humanos maravillosos, como amigos, el cariño que nos demuestran a mi hijo y a mí.

Los quiero y reciban mi cariño de vuelta.

Blanca




Mi nombre es Beatriz Gómez Soriano, soy médico jubilado. Ingresé a ACUATICS para rehabilitarme posterior a una osteotomía alineadora de rodilla derecha, hace 9 años aproximadamente.

Desde entonces solo suspendo la natación cuando salgo de vacaciones o cuando estoy enferma.

Me gustan las instalaciones de ACUATICS, tienen buen aseo y mantienen muy limpias Juanita y Mari las áreas.

Me gusta la temperatura del agua (gracias Chuy) y el tamaño de la piscina (escuela). Recibo instrucciones muy acertadas de mis educadores: Rosario, Arturo y actualmente Jorge. Son personas muy preparadas y con muy buen trato.

Muy satisfactoria mi estancia en ACUATICS.

Beatriz Gómez Soriano




Mi nombre es Evangelina, tengo 34 años y ya llevo varios años nadando en ACUATICS, en donde me han ayudado a mejorar mi técnica de nado, pero sobre todo he observado grandes beneficios en mi cuerpo que me da la natación, como mejora de mi condición física, ayuda a la reducción de peso y sobre todo encuentro un espacio para olvidarme del estrés.

Me gusta esta escuela porque el agua siempre se encuentra a la temperatura perfecta y está muy limpia.

Además, los educadores trabajan con diversos materiales que ayudan a hacer la clase más amena y dinámica. De mi maestro Jorge solo puedo decir cosas buenas porque es muy amable, se preocupa por mi desempeño y siempre plantea un objetivo que yo puedo alcanzar y me esfuerzo por hacerlo, y esto me motiva.

En general, el personal de ACUATICS es amable y colaborador con los alumnos, así que recomiendo ampliamente esta escuela para cualquier nivel y condición.

Evangelina




Mi nombre es Rosaura, tengo 49 años y casi tres años en clases de natación en ACUATICS.

Para mí ha sido una grata experiencia y con un gran aprendizaje en todos los aspectos.

No sabía nadar y francamente algunas veces llegué a pensar que nunca aprendería. Tenía mucho miedo pero gracias a la paciencia del maestro Jorge lo logré.

Sé que me falta mucho, pero con constancia iré avanzando.

Me he sentido muy a gusto en esta escuela de natación. Las instalaciones siempre están muy limpias, el personal con una calidez increíble (Jorge, Mariana, Juanita, Manuel, Jesús).

Es importante destacar que la natación ha liberado muchos miedos en otros aspectos de mi vida. Ha hecho de mi una persona más segura, no solo en el agua, también fuera de ella.

Quiero dar un agradecimiento especial al maestro Jorge por su paciencia y dedicación. Y a todo el personal de esta gran escuela ACUATICS.

Rosaura




En mi experiencia con mis hijas que vienen a nadar es que aprendieron muy pronto y diferentes técnicas.

A la mayor le ayuda mucho a relajarse por la carga de la escuela, y aparte le gusta mucho hacer ejercicio.

La más pequeña sufría mucho de dolores de espalda y con la natación ya es muy raro que le duela.

También me gustaría comentar que cuando salimos de vacaciones ya no hay que andar cuidándolas demasiado porque nadan muy bien, y aparte disfrutan más las vacaciones.

Sra. Peñalba




Hola, me llamo Alma Sánchez, tengo 32 años y 17 años con una enfermedad llamada lupus eritomatoso sistémico.

Mi reumatólogo me prohibió realizar ejercicios de impacto, pero al mismo tiempo me solicitaba mantenerme activa para ayudar al dolor o deterioro de mis articulaciones y mejorar mi calidad de vida. Mucho tiempo insistió en que realizara natación, sin embargo a mí no me atraía este deporte en absoluto.

Llevo tres meses de clases en ACUATICS. Desde el inicio la forma de enseñanza, así como el recibimiento de la educadora y su conocimiento de la enfermedad lupica, me hicieron sentir como si llegara a una familia.

Y padezco dolor crónico. A veces mi cansancio durante el día es extremo, sin embargo, acudir a natación me ha ayudado a contrarrestar el dolor, fortalecer mis músculos, y me brinda energía por lo que tengo menos cansancio extremo.

Estoy muy contenta y agradecida con mi grupo y con la maestra Rosario, y actualmente sé que ya no dejaría de nadar.

Alma Sánchez




LA atención que tienen los maestros con sus alumnos es muy personalizada. Los avances que noté en mi hija fueron muy buenos, por lo mismo decidí inscribirme yo. Están muy bien organizados y las instalaciones son muy agradables.

Zaira Valeria Rangel Molina




Quiero agradecer a la escuela de natación ACUATICS y en especial a la maestra Rosario por su apoyo y dedicación en la mejora de mi salud, ya que desde enero del 2017 tuve operación de rodilla y mi rehabilitación ha sido pieza fundamental en mi calidad de vida.

La maestra ha creado un grupo que parece una familia, pues todas somos amigas y nos preocupamos por la salud de todas las integrantes de la clase.

También quiero felicitar al equipo de mantenimiento, puesto que nunca he tenido infecciones y siempre está muy limpia el agua y a una temperatura ideal.

También agradezco a Juanita, ya que vigila que las instalaciones estén limpias y en condiciones favorables a nuestras necesidades, y siempre todo está en orden.

Gracias por apoyarnos siempre, a todo el equipo que forma ACUATICS, por darnos lo mejor.

Carmen Cano




Quiero manifestar la satisfacción y orgullo por pertenecer a esta escuela de natación ACUATICS, ya que es grato mencionar los beneficios que he adquirido durante este periodo, ya que inicié en esta escuela en el Curso de Verano de 2018, sin experiencia en natación.

A la fecha, 8 meses después yo acudo 5 días a la semana en el programa de Los Cincuentas en el Agua®. Estoy agradecida con los maestros que me dan las clases. Les menciono los beneficios que he adquirido en este tiempo.

1. El conocimiento acerca de qué es la natación
2. Habilidad y rendimiento
3. Convivir con las compañeras, maestras y personal administrativo
4. Pertenecer a esta escuela nos brinda seguridad, ya que tiene instalaciones muy limpias

Leticia Corona Segovia




Mi nombre es Adriana Briseño, hace 17 años traje a mis hijos a que aprendieran a nadar y yo entré a clase de Acuaerobics. Después de 3 años decidí aprender a nadar y me cambié a natación con la maestra Rosario.

Al principio fue un poco difícil porque tenía miedo, un amigo murió ahogado y tenía ese mal recuerdo. Pero la maestra con muchísima paciencia hizo que ese miedo se desvaneciera.

Al día de hoy, aunque sé nadar sigo aprendiendo a corregir mi estilo de nado. Me gusta mucho la clase porque siempre es diferente y divertida, no es monótona.

En este tiempo en ACUATICS he conocido a muchísimas personas, aprendes a convivir, a respetar puntos de vista y a trabajar en equipo. En mi clase no somos compañeras, somos amigas y eso incluye a la maestra Rosario. En este tiempo también me embaracé y puedo decir que nadar embarazada es lo más bonito que me ha pasado. No sé si por eso a mi hijo le encanta nadar.

Aunque por motivos de salud dejo de nadar, cuando regreso me reciben con mucho gusto. Desde el personal administrativo y de limpieza, hasta las maestras.

Por mi experiencia, y la de mis tres hijos que aquí aprendieron a nadar, todos los maestros están capacitados y tienen mucha paciencia tanto para niños como para adultos.

Por invitación he tomado clases muestra en otras escuelas de natación y es allí donde hago la comparación y verdad a ACUATICS no la cambio por nada.

Adriana Briseño




Hola, mi nombre es Lourdes López, tengo 44 años. Ingresé a la escuela de natación ACUATICS gracias a mi hija de 8 años que me motivó a hacerlo.

Tengo desde el mes de abril de 2018 tomando tres clases por semana. No sabía nadar y le tenía un poco de temor a lo profundo, pero gracias a la paciencia y profesionalismo del maestro Jorge, he vencido mi temor y ¡ya sé nadar!

Estoy más relajada y he mejorado mi respiración. Físicamente me siento muy bien. Las clases son muy dinámicas y divertidas, me siento muy feliz y satisfecha de lo que he logrado. Las instalaciones de la escuela ACUATICS son muy limpias y seguras, y hay excelentes maestros.

¡No me arrepiento de haberme inscrito!

Lourdes López




Cuando era niña fui a un balneario y tuve una mala experiencia debido a que me estaba ahogando, desde entonces me dio miedo y posteriormente cuando iba a la la alberca sentía que no podía respirar.

Pasó el tiempo y hasta que me propuse superarlo. Entré a clases de natación en ACUATICS. Al principio era un sufrimiento ir a las clases porque tenía mucho miedo, pero poco a poco con el apoyo de los maestros lo fui superando. Ahí te dan consejos, te alientan para que lo sigas intentando, te explican todo.

El ambiente con las compañeras de clase también te ayuda porque te animan a seguir adelante, es muy gratificante lograrlo.

Ahora disfruto mucho ir a las clases de natación, me gusta y es muy buen ejercicio, muy buena escuela, instructores muy capacitados, la recomiendo ampliamente.

Patricia Cano




Me llamo Lupita González y tengo 22 años.

Entré a ACUATICS en junio de este año sin saber absolutamente nada y con un terror tremendo al agua a causa de un accidente de la infancia (ésta fue la razón por la cual decidí entrar a ACUATICS). Sin embargo la comprensión, la paciencia y el trato súper amable de la maestra me han ayudado bastante a superar ese miedo con el que llegué.

Hoy a 4 meses de haber entrado puedo decir con orgullo que ¡ya sé nadar! Y no solo uno, sino varios estilos.

He ido superando ese miedo y desesperación de estar en el agua y he aprendido a disfrutar el agua como hace muchísimos años no lo hacia.

¡Solo me queda decir gracias! A todos y cada uno de los que conforman ACUATICS, a mis compañeras y en especial a mi maestra Rosario, por acompañarme en este proceso.

Lupita González




Mi nombre es Juanita Granados, tengo 25 años. Hace dos meses inicié la increíble aventura de aprender a nadar en ACUATICS, y debo confesar que ha sido realmente una gran experiencia.

Cada uno de los instructores brindan una excelente atención, porque apoyan al alumno con materiales didácticos y tips para que sea mas fácil perder el miedo a realizar desplazamientos y flotar. En ningún momento te sientes desmotivado.

Las instalaciones se encuentran limpias y las clases inician y terminan puntualmente.

¡Les recomiendo ACUATICS! No duden en pedir información, si la necesitan, te ofrecen una gran orientación antes de iniciar las clases.

Estoy realmente agradecida y feliz.

Juanita Granados




Ya son casi 15 años que, como familia, tomamos la decisión de aprender a nadar. Al principio con un poco de temor y desconfianza porque ponía a mi hija de apenas 4 añitos en manos de un desconocido. Inmediatamente pudimos darnos cuenta del profesionalismo y compromiso que tienen cada uno de los maestros de ACUATICS y supimos que podíamos depositar nuestra entera confianza en ellos.

ACUATICS ha sido una gran experiencia familiar. Hemos disfrutado de sus instalaciones, donde la higiene juega uno de los papeles más importantes. Y cómo pasar por alto la atención y calidez que nos brindan cada uno de los maestros y personal que labora en la institución.

Nuestra entera gratitud y confianza.

Laura Luna y familia




¡Mi experiencia en el reto de "Brazadas por una Sonrisa" fue increíble! Jamás hubiera pensado que yo participaría. Es un gran logro para mí y fue una gran satisfacción hacerlo por una buena causa. Durante el reto me puse un poquito nerviosa, tenía la sensación que el agua estaba pesada, pero aparte de todo esto lo considero como una gran experiencia. Yo le diría a todas las demás personas que vamos a nadar que participen porque es una gran experiencia y que no, los profesores no nos exigen más que lo que podemos dar, no más. Gracias por todo.

Judith Rodríguez Ortiz




Agradezco infinitamente a mi querida maestra Rosario, pues gracias a ella he superado el temor al agua. Ademas de que confió en mí para participar en el evento "Nadando por una Sonrisa", lo cual considero una noble causa. Me siento muy contenta pues logré hacer esos 10 minutos de nado. Muchas gracias a todo el equipo ACUATICS.

Magdalena Chávez Sánchez




Mi nombre es Damaris Aguirre, tengo 25 años de edad y literal llevo toda mi vida nadando.

Mis papás me trajeron a ACUATICS desde los 2 años de edad con el objetivo de tener una terapia motriz por displasia congénita de cadera, y haber tenido ya a esa edad ya dos cirugías correctivas. Yo no caminaba cuando llegué a ACUATICS. No recuerdo exactamente el tiempo, pero me ayudaron mucho para fortalecer mis músculos.

Tuve muchos maestros aquí, y con el paso del tiempo los he ido acumulando. Al cumplir el objetivo médico yo tomé la decisión propia de seguir nadando por simple gusto y por hacer ejercicio.

He cambiado dos veces de escuela por motivos personales, sin embargo he regresado por la atención, los maestros y las rutinas personalizadas que nos ponen. A mi gusto no he encontrado otra escuela de natación que cumpla con mis exigencias.

Yo he recomendado muchas veces ACUATICS y no he tenido nunca quejas de ella. Sigo aquí por el hecho de que me exigen al máximo como estoy acostumbrada.

Damaris B. Aguirre Vargas




Mi nombre es Estefanía Meza, entré a natación porque me daba miedo nadar, no sabía respirar debajo del agua.

Mi papa me inscribió en ACUATICS. Me gustó mucho cómo me enseñó el maestro Jorge, él es una persona que me dio seguridad.

Las instalaciones son muy buenas, así como la calidad del agua. Todo está muy limpio y me siento muy cómoda al estar aquí.

Yo no quiero irme ni dejar de nadar. Se me hace la mejor escuela de natación.

Gracias maestro Jorge por enseñarme a nadar.

Estefanía Meza




La natación es fundamental para mí, me gusta hacer deporte además de que me ayuda para mantener mi salud muy estable.

Las instalaciones de ACUATICS son de muy buena calidad. A los profesores se les nota la experiencia y tienen mucha paciencia para enseñar.

Tengo 6 años nadando, en ACUATICS llevo solo uno pero me sorprendió la manera que tienen de enseñar. Yo antes de venir aquí me cansaba demasiado, aquí las clases son muy diferentes y me siento mucho mejor.

José Manuel




La natación es uno de los deportes favoritos que me ayuda a mantenerme en forma y bien.

Las instalaciones de ACUATICS son buenas. La limpieza y el mantenimiento muy bien.

Los instructores muy bien preparados para atender cualquier error que se realice en este deporte. En todo el personal ha visto amabilidad y respeto. Gracias por todo.

Alfredo




Mi experiencia como alumna de ACUATICS:

Es muy motivante ver cómo el medio acuático, en tan solo 3 clases, ha proporcionado a mi vida esa libertad y seguridad que no pensé que tenía.

Disfruto mucho venir a mis clases, aprender a ver cómo hacer esto en equipo es mejor para aprender y avanzar.

¡Estoy feliz!

Carina Martínez




Mi nombre es Ada Ruth y estoy iniciando el año con toda la actitud (mi curso intensivo inció el 7 de enero), tengo todas las ganas de aprender a nadar en ACUATICS.

Para mí, es mi mejor opción porque aquí aprendieron a nadar mis hijos y siempre me ha parecido una institución con muy buena reputación, aparte de contar con un personal capacitado y mucha calidez.

Gracias a Jorge y a Rosario por sus consejos y atenciones, estoy venciendo mis miedos y mejorando cada día. Espero seguir así y dominar todos los estilos y técnicas de nado. Gracias.

Ada Ruth




Soy Juan Ramon Lizarraga Morazán. Empecé a nadar en ACUATICS en el 2000. Para mí la natación es una actividad básica en mi vida. Es un medio de relajación, de distracción, de diversión. Aquí vengo a "cargar pilas" para el trajín diario.

En ACUATICS me he sentido muy a gusto. El servicio y las instalaciones son suficientes y muy cómodas. De hecho, y debido a que tengo una lesión en la región lumbar, la natación me ayuda a sentirme mejor y poder llevar a cabo mis actividades diarias sin tanto dolor. Además, he notado que me enfermo de gripa menos, ya que también yo nado en invierno.

El ambiente en ACUATICS es muy agradable. Los maestros que he tenido planean la clase y están al tanto de las actividades de cada nadador. En ocasiones, y debido a mi situación de la lesión, Jorge me planea una clase especifica para mis necesidades y condición.

Juan Ramón Lizarraga Morazán




Soy Laura Barbosa. Soy alumna de la escuela de natación ACUATICS, a la cual acudo 3 días a la semana.

Recuerdo que cuando entré a la escuela no sabía nadar absolutamente nada. Tenía mucho miedo, sobre todo a lo profundo.

Les quiero contar que me ha servido mucho el nadar ya que fue para mí una distracción, porque al mismo tiempo que me jubilé me animé a ir a nadar a ACUATICS. Aún más me sirve porque padezco de presión alta, y el nadar me ayuda a mantener mi presión normal. Además es un deporte completo que me ha recomendado mucho mi doctor.

Quiero decir que tengo mas de 8 años nadando en ACUATICS, ya invité a dos hijas a que fueran a nadar, ya que no sabían absolutamente nada, así que tanto mis hijas y yo disfrutamos el nadar.

Gracias al maestro Jorge por su paciencia para mí y mis hijas. A Lalo por su amabilidad y explicaciones que me da al pedirle cualquier duda que tenga por teléfono. A Chuy por su buen trato y por mantener el agua como nos gusta. A Juanita por su amabilidad y su buen carácter. Gracias.

Laura Barbosa




Soy Tania, tengo 22 años.

La atención recibida desde que ingresé es maravillosa. Desde el día 1 te dan mucha información acerca de la alberca, de los profesores, de la clase. Estás muy segura por esa información.

Te explican con detalle y muy amablemente todo lo que tienes que hacer. El maestro siempre está al pendiente de todos sus alumnos.

Tania Juárez




Tengo 27 años, estoy en el grupo de Adultos. La atención recibida es muy buena, desde el primer día te reciben con toda la información que necesitas acerca de tus clases.

En estas primeras clases he visto un avance muy significativo, en cada clase aprendo algo nuevo y refuerzo lo visto en las clases anteriores. El maestro es muy bueno y nos brinda atención personalizada. La forma de explicarnos es muy clara.

Veo avance tanto en mí como en mis compañeros. ¡Muy recomendado!

Enrique Cervantes Duran




Quiero felicitar a la maestra Rosario por su experiencia y su deseo de hacer su trabajo de maestra lo mejor.

Soy Martine Presseq de Burstin, yo llegué padeciendo una radiculopatia (nivel columna vertebral) con incidencia dolorosa en pierna derecha obligándome a usar un bastón para caminar desde hace 3 años.

¿Cómo me siento después de algunos meses en natación? Mejor, con los ejercicios que me ponen en ACUATICS.

¡Gracias Rosario! Gracias ACUATICS.

Martine Presseq




Mi experiencia en ACUATICS es buena porque he mejorado mucho en cuestión de salud y resistencia, y me ha ayudado también a mantenerme enfocado en otras cosas y me sirve como distracción de la vida cotidiana.

Los maestros prestan atención a los alumnos y los apoyan de acuerdo a su nivel, y he visto que en otras escuelas no lo hacen.

Las instalaciones son buenas, el agua está calientita y agradable.

David González




Llegué a ACUATICS con la finalidad de tener rehabilitación por el simple hecho de que me habían diagnosticado un problema de espalda, en el cual tuve un momento muy crítico que estuve a punto de someterme a una cirugía. Al platicar con personas conocidas me dijeron que fuera a clase de natación, que eso me serviría.

Desde el inicio fue impresionante el cambio físico. Paulatinamente semana a semana vi cambios en mi persona hasta el punto en el que al día de hoy puedo decir que no tengo ninguna molestia y estoy teniendo una calidad de vida plena.

Agradezco a Jorge por su paciencia, porque a pesar de que no sabía nadar he logrado mucho y lo mejor es mi salud.

Julio P. Mancera Granados




A mis 30 años nunca pensé aprender a nadar, teniendo sobrepeso y llevando una vida muy sedentaria.

Comencé por acompañar a mi esposo ya que el médico le recomendó nadar. Después de 3 meses pude notar el cambio en mí, nadar se ha convertido en una necesidad para mi bienestar físico y mental.

Agradezco al instructor Jorge por su paciencia, dedicación y motivación que día a día nos brinda. Gracias.

Yoshira A. Iglesias González




Estoy comenzando el curso de natación y me gustan mucho las clases, me relajo mucho y me he divertido aún más. Lo mejor es que las primeras clases no podía llegar ni al final de la alberca y ahora, aunque con técnicas sencillas, ya tengo más confianza en mí misma y puedo hacer la alberca completa.

La clases, en especial las del viernes son las que he notado un poco más de avance, tal vez porque somos menos alumnos o porque el profesor nos impulsa a tener confianza. Seguiré asistiendo a mis clases y espero pronto aprender a nadar mejor. Mi profe es Jesús. Gracias.

Emma Guadalupe Rios Legorreta




Mi nombre es Xóchitl, tengo 48 años, inicié en este año 2017 desde el mes de enero en las clases de natación de ACUATICS.

Para ingresar, busqué varios lugares que me pudieran ofrecer el horario que me acomodara a mi rutina diaria y aquí fue el único lugar donde encontré clase de 6 a 7 a.m. para principiantes.

Tengo la oportunidad de venir 4 días a la semana y esto me ha permitido conocer a muchas personas y establecer amistad con mis maestros y mis compañeros.

Ahora que concluyo el año mi avance es importante. El "miedo" fue vencido gracias a la enseñanza y amistad de Jorge y Jesús, mis maestros de natación. Puedo decir que estoy ya en condiciones de aprender las técnicas de natación.

Xóchitl




Gracias a este equipo incomparable pude cumplir esa experiencia que tanto deseaba realizar, nadar sin miedo.

Nunca pensé que pudiera nadar en tan poco tiempo y con experiencias únicas y valiosas.

Las experiencias en cada una de las clases y que siempre las tienen presentes los maestros es que no existe un “no se puede” o “nunca podré”, siempre te hacen salir adelante para lograr nadar sin miedo.

Agradezco a este gran equipo.



Ma. del Carmen




Soy Alejandro Martínez Mancera, tengo a bien comentar que mi estancia en ACUATICS es agradable, interesante y constructiva tanto para mi salud mental como física.

Asisto cuatro veces por semana y me es muy agradable el horario de las 7 a.m. Mi evolución ha sido buena, tanto que mi médico de cabecera me lo ha hecho saber, pues de acuerdo a sus palabras estoy en muy buenas condiciones físicas.

Mis instructores me han apoyado, dirigido y corregido en un ambiente de respecto y cordialidad mutuos.

Alejandro Martínez Mancera




Me llamo Liliana Lizárraga, tengo 11 años que inicié este caminar en la natación.

Esto era nueva para mí, en ese tiempo yo tuve una gran lesión en la columna que me dejó casi sin movimiento por un año.

Gracias al apoyo de mi maestra Rosario me sentí nuevamente libre y recuperé mis ganas de seguir mi vida. Más tarde inicié con grandes dolores que me llevaron a cirugías y nuevos cambias en mi vida.

Ahora gracias a Dios y al apoyo de mi maestra vuelvo a sentirme mejor emocionalmente, mi dolor no se me quitará pero sé que en el agua encontraré siempre momentos de paz, así como al mismo tiempo me sigo ejercitando y viviendo mi vida feliz en compañía de toda mi familia.

Gracias ACUATICS.

Liliana Lizárraga




Hola, mi nombre es Yanet Moreno, tengo 9 meses viniendo a nadar 4 veces por semana, empecé a nadar porque quería bajar de peso.

Tenía cerca de 5 años que no nadaba, al principio fue un poco difícil aguantar los 4 días, pero con constancia y muchas ganas logré poco a poco mi objetivo que fue bajar 7 kilos.

Durante todo este tiempo venir a nadar se ha convertido en un gusto, una necesidad, si no lo hago, siento que mi día no está completo, necesito la energía y satisfacción que me da el poder nadar.

Quiero agradecer y reconocer el trabajo de todos y cada uno de mis instructores: Manuel, Marco, Jesús y en especial Rosario, que con su disciplina y energía me ha motivado muchísimo a seguir adelante. Es un gusto tomar clases aquí en ACUATICS.

Como dato extra, mi hija de 11 años tiene más de una año nadando 2 veces a la semana y su experiencia ha sido muy satisfactoria también y viene feliz a sus clases y ha mejorado mucho su técnica.

Yanet Moreno




Mi nombre es Patricia y hace más de 30 años que tenía miedo al agua, tanto así que en las visitas a un balneario mi actividad era solo dormir o leer un libro, ya que no me interesaba entrar al agua.

Actualmente llevo 6 meses aprendiendo a nadar en ACUATICS y puedo decir que realmente ha sido un gran reto y que ahora sí puedo entrar a una alberca.

Estoy agradecida con mi maestro Jorge ya que confió en mí y me dio la confianza y la paciencia para intentar una y otra vez, sin darme por vencida.

Yo recomiendo esta escuela de natación ya que cuenta con las instalaciones adecuadas y un personal calificado. Estoy orgullosa de mis hijos ya que gracias a ellos y a su insistencia de entrar a aprender a nadar lo he logrado. Se que me falta aún por aprender, sigo en este proceso y lo importante es que no me quedo en el intento.

Quiero agregar que practicar este deporte me ayuda a mi salud y bienestar y me mantiene activa.

De ahora en adelante recomiendo a toda la gente que conozco que practique natación sobre todo en ACUATICS.

Patricia




Me llamo Margarita Elizarrarás Arellano y tengo 53 años.

Inicié mis clases como una decisión personal, ya que siempre le tuve miedo al agua. No me había dado esta gran oportunidad ya que siempre había un pretexto, a veces los hijos, a veces la economía, pero ahora sí lo decidí por mi bien y aquí estoy.

El primer día me sentí muy emocionada, no tuve miedo, solo emoción. Esta clase ha sido para mí muy importante ya que ha creado un efecto positivo en estado de animo y logrado hacerme sonreír mucho más y divertirme.

Actualmente me siento segura en la clase y ya la disfruto, no la sufro. Sé que ahora sí voy a disfrutar mis vacaciones.

De mi maestra Rosario, sé que es muy exigente pero es muy buena, y logra motivarnos a todas.

Creo que esta experiencia es algo que vale la pena vivir, se las recomiendo.

Margarita Elizarrarás Arellano




Mi nombre es Sugei García Hernández y entré en junio a ACUATICS porque quería aprender a nadar y por salud.

¡Yo no sabia nadar! Pero el primer día de clases me gustó mucho la confianza y el apoyo tanto de mis compañeros como de mi maestra.

Aprendí poco a poco a hacer varias cosas como flecha, crol y dorso. Todavía me cuesta trabajo, pero poco a poco lo estoy logrando, ¡aunque a veces me desespero!

Una vez desesperada me desconcentré y tragué agua y me estaba ahogando según y ya no quería venir. Pero la maestra me motivó mucho y mis compañeros también y decidí darme otra oportunidad, y aquí sigo feliz de que ya logro hacer más cosas.

Hoy día digo: Qué bueno que no dejé la natación, ¡es algo que me encanta!

Gracias.

Sugei García Hernández




Soy Gloria Martínez, tengo 19 años.

Hace un año decidí venir a ACUATICS porque le tenía miedo a flotar y para mí era frustrante ir a las albercas y no poder disfrutar el agua como otros que sí sabían nadar.

Este verano decidí retomar un curso intensivo, el cual aparte de ayudarme a relajarme, me ayudó fortaleciendo lo que aprendí hace un año.

Estoy satisfecha con las clases y estoy agradecida por la atención brindada.

Gloria Martínez




Mi nombre es Humberto Santiago Martínez Ramírez, tengo 17 años, y el año pasado me surgió interés por aprender realmente a nadar, así que acudí a la escuela de natación ACUATICS.

Las primeras semanas sentía algo de temor y desconfianza en el agua, pero mi maestro (Jorge) me hizo ver que no era nada difícil y superar el miedo fue mi mayor reto.

Al termino de mi curso ya lograba nadar de manera muy fluida y sin ningún miedo. Considero que esta escuela cuenta con todas las cualidades para aprender a nadar de manera rápida y concisa. Las instalaciones son muy limpias y lo mejor de todo es que llevan un programa de atención para los alumnos, están siempre al pendiente de ti y de tus avances. Los tips y la atención que dan es excelente.

Agradezco mucho a mi profesor por su paciencia y perseverancia, y a la escuela por brindar todos los elementos necesarios para que yo aprendiera a nadar. Gracias.

Humberto Santiago Martínez Ramírez




Hola, me llamo Hugo Clemente, soy abogado y tengo 53 años.

A lo largo de mi vida me he impuesto varios retos y por lo general los he cumplido: me gradué con mención honorífica en la UNAM, he escalado en roca y practicado espeleología, pero no me había dado cuenta que en el fondo de todos ellos, yacía la intención oculta de superar mi trauma infantil al agua y de nunca haber aprendido a nadar. Había tenido sueños inclusive en los que me veía nadando con gran gusto, sin temor y relajado, pero al despertar me ubicaba en mi realidad y volvía a convencerme que eso no sucedería.

Por esa razón, cuando un día por azar pasaba por ACUATICS, decidí inscribir a mi hija de entonces 4 años, pues sabía que yo jamás podría enseñarla. Ahora han pasado 10 años y ella es una gran nadadora y no hemos dejado de acudir casi a ninguna clase, pues a ella le fascina y dejó de ser una niña enfermiza para convertirse en una buena y saludable deportista.

Lo que resulta increíble es que cuando ya había abandonado mi idea de aprender a nadar, inesperadamente recibí la oferta en el propio ACUATICS de tomar clases en el mismo horario de mi pequeña. Ya no tenía ningún pretexto, era hora de tomar una decisión, si no lo hacía, sería como sellar mi fracaso, pues ya antes lo había intentado todo: instituciones privadas, públicas y los propios familiares y amigos, sin obtener resultado alguno.

En un principio lo dudé, pues siempre es un poco penoso para un adulto compartir clases con menores que lo superan casi en todo, pero al igual que para una persona de la tercera edad, es motivo de orgullo culminar su primaria o aprender a leer, consideré que era más penoso no intentarlo, así que acepté.

En escasos 4 meses de acudir, mi maestro ha sido tan eficaz que logró quitarme el miedo al agua, como primer paso, algo que nunca pude lograr en 53 años, ¡y eso que solo acudo una vez a la semana! La verdad me resulta increíble.

Además, percibo un ambiente relajado y acrítico, que fomenta mi deseo de no cesar hasta lograrlo y por primera vez siento que estoy en plena posibilidad de conseguirlo. Cada clase es un aprendizaje novedoso y positivo al grado que, si por cuestiones de trabajo u otros menesteres tengo que faltar, me duele como si fuese a retroceder por ese solo hecho.

Espero que este testimonio sirva para motivar a quienes tengan esas mismas fobias y advertir que aún y cuando el trauma sea muy fuerte, existen personas capacitadas para guiarnos hacia su superación. Yo me encuentro en ese camino y para mí es más que suficiente llegar al punto en el que me encuentro, pero seguro que continuaré hasta donde tope, como rezaba una leyenda en la entrada de ACUATICS: "No importa qué tan grande seas, lo importante es hasta donde quieres llegar", creo que comulgo con esa filosofía.

Mi reconocimiento a mi profesor. Gracias.

Hugo Clemente




Estoy muy agradecida con todos los educadores acuáticos y personal de ACUATICS por su gran apoyo y entrega en mi aprendizaje.

Yo entré a esta escuela esperando perder el miedo a estar en una alberca. Yo tenía pánico hasta del agua que me caía de la regadera, me sentía desesperada y sentía que me ahogaba al bañarme.

Desde el primer día de mi curso intensivo, el maestro me transmitió una gran confianza y me sentí segura de hacer todo lo que me indicaban. A partir de la primer semana me solté y yo sola sin flotador me lancé a nadar. Cada día fue algo muy especial aprendiendo cosas nuevas y con mis dos maestros estuve siempre muy a gusto. Son extraordinariamente pacientes y excelentes en su trato.

Hoy me voy después de mi primer curso intensivo con un aprendizaje mucho mayor al que me esperaba y muy contenta con el trato que recibí de ACUATICS.

¡Muchísimas gracias!

Laura Gabriela Quevedo Ramos




Gracias por el apoyo que nos dan en cada clase de natación. Mi vida ha mejorado en los siguientes aspectos:

Se me han quitado muchos miedos (no solo el miedo a nadar y al agua, otros más). Me ha mejorado bastante mi sistema respiratorio (tengo mayor resistencia y me enfermo menos). He podido dormir mejor. Mi estado de ánimo ha mejorado. Y he aprendido a convivir con mis compañeras.

Gracias.

Zaira Ivonne Chávez Mendoza




Agradezco la atención a mi aprendizaje en la natación. Me ha ayudado a mejorar mi vida en tener una mejor actividad física, mejor coordinación psicomotriz, el estado de ánimo ha mejorado y me siento más contenta. Gracias.

Rosy Llamas




Oliver Cano Martínez tiene 31 años, y tiene una discapacidad mental leve. Oliver tiene ocho años asistiendo a clases en ACUATICS, siendo un joven especial y con problemas psicomotrices leves. A pesar de ello ha sido muy estimulado y a la fecha domina los estilos de crawl, pecho y mariposa sin problema alguno, gracias a los maestros que imparten clases en esta escuela con gran responsabilidad y atención hacia sus alumnos.

Estos maestros tienen una atención especial con personas como Oliver y él se siente muy contento con ello. Oliver desde que está asistiendo a ACUATICS es más desenvuelto y sociable. Realmente las clases de natación le han servido mucho para ello, ya que el ambiente en la escuela es muy bueno y la relación alumno-maestro es excelente.

Mamá de Oliver Cano Martínez




Cuando comencé mis clases tenía mucho pero mucho miedo de entrar al agua. Ahora puedo decir que con la ayuda de mis maestros he logrado avanzar, puedo hacer con más facilidad los ejercicios que antes me costaban mucho trabajo.

El esfuerzo y la dedicación de mis maestros me han ayudado a sentirme segura en el agua. Ahora puedo disfrutar el estar en una piscina. Con esto puedo decir que estoy logrando superar el miedo que tenía al estar en el agua.

Además que el ejercicio me ha ayudado a que vayan desapareciendo los calambres de mis piernas.

Gracias.

Nelly Beatriz Santoyo Rivera




Por medio de la presente quiero comunicarles que inicié clases en ACUATICS en el año 2000, en compañía de mi mamá. Dejé de asistir en el 2014 ya que mi madre falleció. Busqué muchas escuelas de natación en la ciudad, buscando encontrar un ambiente como el de ACUATICS, con su trato personal y especializado. Con esa atención tan especial de los maestros a los alumnos. Pero ninguna escuela me ofreció lo que yo buscaba.

Es por ello que estoy de regreso en ACUATICS. Gracias.

Elvira Mendoza R.




Tengo más o menos de 8 años nadando, me mantengo haciendo esta disciplina porque soy hipertensa y el nadar me ayuda a mantenerme.

También lo hago porque hay buen compañerismo, porque me agradan las instalaciones, el maestro Jorge, Juanita, que son las personas que me toca ver en el horario en que vengo los cuales trabajan en ACUATICS, a veces me toca ver a la maestra Rosario.

Yo soy muy constante en venir a nadar así llueva, truene o haga frío, casi nunca falto ya que disfruto mucho el nadar, es como otra parte de mí.

¡Gracias por todo!

Laura Barbosa Medina




¡Gracias a la natación!

Por fin llegó diciembre nuevamente y el inicio de la temporada navideña. ¡Mes de mucho, mucho y más!

Muchas fiestas, muchas comidas, muchas desveladas, muchas tentaciones… una de ellas dejar de hacer ejercicio. Sí da un poco de flojera…el frío, las desmañanadas, las muchas, los más, las muchas. Se entumecen los músculos y el ánimo… pero me acuerdo del gripón del año en que por una u otra cosa no tomé las clases y de todos los pantalones que no me cerraban después del maratón Guadalupe-Reyes y se me activa el ánimo.

Se me refuerza recordando que nadar en tiempos de frío fortalece el sistema respiratorio, minimizando las enfermedades respiratorias, solo me abrigo bien al llegar y sobre todo al salir, pues en la alberca el agua no es problema, está techada y el agua está calientita… ¡gracias Chuy (encargado de mantenimiento) por mantenerla agradable!

Así que… ¡sigamos nadando en tiempos de frío! ¡Nos da muchos beneficios!

Rogelio Pérez Álvarez




Mi nombre es Isidoro Velazco y tengo viniendo a nadar a ACUATICS 10 años.

Tengo 85 años y padezco de mi rodilla, pero lo que es las vías respiratorias, de eso nunca me enfermo desde que empecé a nadar.

En ACUATICS tenemos una alberca muy calientita (yo llego 6 am y ya está bien calientita), los vestidores están muy cerca de la alberca y todo cerrado. Los instructores son personas con mucha calidad humana que nos tratan muy bien, nos tienen paciencia. Nos enseñan con mucho amor.

Yo adoro venir a ACUATICS en todos los meses del año. No suspendo en ninguna temporada.

Isidoro Velazco




Soy papá de Sofí y de Montse, alumnas de ACUATICS desde hace 2 años.

El avance que yo veo en mis hijas es impresionante. Sofí, cuando llegamos a las primeras clases no sabía absolutamente nada de nadar. Ahora la veo cómo se desplaza nadando y la verdad me quedo impresionado. Asistimos un día a la semana y yo sé que regularmente todos los niños van dos veces a la semana y aún así, con un día su aprendizaje es muy bueno.

De Montse ni hablar, ella es muy buena nadando. Veo sus técnicas de natación, son muy buenas y muy rápidas.

También yo asisto a ACUATICS, tengo 4 meses con clases y la verdad llevo un avance que yo mismo me impresiono. No tenía ni idea de nadar y ahora me desplazo con facilidad. Yo quiero felicitar a mis maestros y al personal que conforma el equipo ACUATICS, pues son muy eficientes.

José Mauricio Pérez Méndez




Soy esposo y papá ACUATICS. Mi esposa Carolina y mi hija Ashley Carolina practican en ACUATICS.

La experiencia con mi hija es que le ha servido mucho mental y físicamente para su desarrollo y la ejecución de otros deportes, ya que ha despertado en ella el espíritu de competencia, compañerismo y respeto. En otra escuela duró un año y no logró nunca poder respirar de lado. No avanzaba por temor, y en cambio en ACUATICS lo logró gracias a la dedicación de sus educadores. En un mes logró manejar varios estilos, tener rapidez y técnica.

Con mi esposa he visto un cambio personal físico y mental. Sale de su clase cansada "pero relajada, a gusto y sin estrés". Ella ya practicaba, sin embargo ha logrado incrementar su resistencia y técnica de forma gradual. Está muy a gusto y contenta y por ningún motivo quiere faltar.

Esta escuela tiene buenos maestros, capacitados, respetuosos y que inspiran a los atletas a seguir creciendo y ser mejores. Soy un orgulloso papá y esposo ACUATICS.

Fernando Flores García




Me llamo Olga Hernández, les voy a comentar mi testimonio sobre mi trauma en el agua y cómo lo estoy resolviendo positivamente.

Yo le tenía mucho miedo al agua, nunca me metía a las albercas, me daba mucho miedo tan solo pasar por un río o mar. Pero gracias a mis maestros de ACUATICS que me han tenido mucha paciencia, se me ha quitado ese trauma que tenía desde niña.

He tenido otra visión de la vida desde que desapareció ese miedo. Ahora si de algo estoy segura es que gracias a grandes maestros que tengo en ACUATICS, que son muy profesionales y con mucha experiencia, ahora sé que sí se puede.

Pensé que nunca lo iba a lograr y estoy feliz de haberlo logrado. Gracias al maestro Jorge y muy en especial a la maestra María Alicia.

Olga Hernández




Soy Rosa María Martínez Ruiz, y quisiera decirle a las personas que lean esto que yo tengo un año viniendo a clases en ACUATICS y que aquí me he quitado el miedo que tenía.

Quisiera motivar a quien lea esto y quiera superar sus miedos al agua y a nadar que venga a ACUATICS, seguro aquí se le quita todo el miedo.

Gracias.

Rosa María Martínez Ruiz




Mi nombre es Nelly, hace mucho tiempo quise aprender a nadar, pero fue una de las experiencias mas aterradoras que viví, porque en mi vida me había metido a una piscina y cuando entré por primera vez, desafortunadamente me resbale y caí. Cuando me sacaron de la piscina agarré mis cosas y dije "Nunca más" y así fue.

Hace poco mi esposo me convenció de ir a ACUATICS a ver las instalaciones y averiguar cómo era el proceso de enseñanza. Lo acompañé y me convencieron.

Las primeras veces que entré en la piscina no podía soltarme de la orilla y me hacía recordar la mala experiencia, pero poco a poco me han brindado la confianza que había perdido y ahora puedo estar parada en la piscina y estar a gusto ahí. Aún sigo aprendiendo y espero algún día ser muy buena para nadar.

Nelly




Mi nombre es Rosaura Álvarez Ayala, quiero manifestar mi agradecimiento a la escuela ACUATICS especialmente al maestro Jorge por apoyarme en mi aprendizaje, que aunque ha sido lento, he logrado superar mi miedo poco a poco.

Para mí fue un gran reto aprender a nadar. Todavía me falta mucho, pero no es por los maestros, es por mí, pero creo que lo voy a lograr con ayuda de ellos pues me tienen muchísima paciencia.

A cualquier persona le puedo recomendar ACUATICS pues tienen un gran trato personal, desde Juanita que nos ayuda en los baños y limpieza, hasta todos los maestros y personal administrativo. Las instalaciones son excelentes, el agua muy limpia y todo ordenado.

Rosaura Álvarez Ayala




Mi nombre es Teresa, ingresé a ACUATICS porque había escuchado muy buenos comentarios de la escuela.

Pude afirmar que es un excelente servicio, el personal es muy atento y amable. Durante la práctica los instructores siempre están al pendiente y atentos a nuestras necesidades, preocupados por explicarnos la mejor técnica y adecuarla a nuestras necesidades. Toman en cuenta nuestras habilidades naturales para adaptar la técnica de nado. Son muy pacientes.

Las instalaciones están en buen estado y en constante mantenimiento. El agua está limpia y calientita.

En fin, puedo compartir que estar en ACUATICS es una experiencia grandiosa, que me ha servido bastante pues yo no sabía nada de natación cuando ingresé. He podido descubrir que la natación es una actividad enriquecedora y relajante.

ACUATICS es una escuela de natación que puedo recomendar ampliamente.

Teresa




Mi nombre es Daniela Laguna Salivar, he venido a ACUATICS por 5 años. Vine porque me la recomendaron, me dijeron que era la mejor escuela de natación, que enseñaban muy bien, y la verdad no me mintieron.

Entré aquí y me sentí con total seguridad y confianza. Tanto los instructores como los compañeros la hacen a uno sentir cómoda.

Ésta es una escuela con personal altamente capacitado para enseñar a personas de cualquier edad. Ha pasado el tiempo y yo no tengo ningún tipo de queja.

Admiro esta escuela por el alto nivel que tiene en cuanto a enseñanza y servicio. La natación es el deporte más completo y eficiente y también sirve para rehabilitación de columna y de otras partes del cuerpo. Recomiendo ampliamente esta escuela y yo espero seguir mucho tiempo más aquí.

Daniela Laguna Salivar




Mi nombre es Catalina González, conozco ACUATICS desde hace como 20 años, pero hasta hace un año inicié mis clases.

Empecé con ganas y al mismo tiempo luchando contra un “pavor” al agua que siempre había tenido. Pasaron dos semanas de clase y quise dejarlo, pero la ayuda de mis maestros me ayudó a seguir. Cada clase que pasaba, sentía que no avanzaba, pero ellos me insistían y me ayudaban con su paciencia. Yo seguí perseverando y ellos aplicando sus conocimientos y paciencia.

Ahora puedo decirles que amo nadar, todavía tengo mucho que mejorar pero el miedo es cosa del pasado.

Espero seguir aquí por mucho tiempo. Las instalaciones, los maestros capacitados y el buen trato de todo el personal hacen de ACUATICS un lugar maravilloso. El ambiente es muy agradable. Mil gracias a todos los que hacen posible esto.

Catalina González




Mi nombre es Daniel Jorge. Uno de mis sueños siempre fue aprender a nadar, y en ACUATICS lo he logrado.

ACUATICS tiene siempre agua limpia y transparente, y muy calientita, esto es especialmente importante si nadas como yo a las 6 am. ¡Y más en tiempo de frío! Yo sí nado en tiempo de frío y he visto mejorar mucho mi salud.

Lo más importante: los instructores están ampliamente capacitados, ellos fueron paso a paso ayudándome a cumplir mi sueño. A la fecha continúan apoyándome para mejorar mi técnica. Al día de hoy no tengo ninguna queja sobre esta institución, tiene instalaciones de primera y maestros ampliamente capacitados, amables y pacientes.

Gracias. 

Daniel Jorge




Yo descubrí el amor por un deporte cuando empecé a nadar. Mi experiencia es poca, porque no tengo mucho tiempo nadando. Inicié en otra escuela de natación, pero cuando me cambié de casa busqué un nuevo lugar para nadar y al acudir a ACUATICS, de entrada me encontré con instalaciones bonitas y acogedoras, lo que para mí es sinónimo de atención y cuidado.

Dicen que las comparaciones son odiosas, pero yo creo que en ocasiones necesarias, y la verdad comparando mi experiencia anterior puedo decir que ACUATICS es una excelente escuela de natación.

Los instructores están capacitados y pendientes de los requerimientos de cada alumno. El agua y la alberca siempre están muy limpias. Se preocupan y ocupan en diversificar las actividades alternas a la clase de natación para los alumnos desde chicos hasta grandes, por lo que te puedes olvidar de la monotonía. En general las instalaciones están impecables, el trato del personal es grato, y al llegar a ACUATICS te hacen sentir en casa.

Desde mi punto de vista ACUATICS es el mejor lugar en Irapuato para practicar la natación.

Laura González




Soy Karen y tengo 26 años. Decidí entrar al curso intensivo de Adultos porque quería aprender a nadar. La verdad ya había oído buenos comentarios de la escuela, por eso me animé a inscribirme. Al momento en que fui a pedir informes, el personal fue muy amable y respondieron mis dudas. Desde el primer día los profesores me dieron mucha confianza y fueron muy pacientes conmigo.

Estoy feliz con los resultados, pues se ha convertido en mi deporte favorito y pienso continuar para seguir aprendiendo.

Karen




Mi nombre es Ivette A. Arguelles Mtz. y desde hace muchos anos mi vida ha estado ligada a ACUATICS.

Yo empecé a nadar en el programa de Adultos. Años más tarde me casé y tiempo después me embaracé. Tuve que dejar de nadar unos meses por problemas en el embarazo, pero una vez que pasó el peligro, el doctor el único ejercicio que me autorizó fue la natación, y es que se hace en posición horizontal y no hay ninguna clase de impacto por lo que mi bebé estaba seguro. Regresé a mis clases y pude nadar hasta un día antes del nacimiento de mi bebé. El haber nadado durante el embarazo me ayudó también a recuperarme más rápido después del parto.

Seis meses después regresé, pero esta vez a Acua-Matro® con la tranquilidad de saber que era un lugar seguro para alguien tan pequeño. Desde la primera vez disfrutó del agua y desde ese día hasta hoy no ha dejado de nadar.

Hoy mi hijo tiene 13 años, por lo que ha nadado 12 años y medio. También tengo una hija de 10 años, los dos desde bebés en ACUATICS. Pasaron por todos los niveles de Escolares y siempre con excelentes maestros. Una gran ventaja parar nosotros ha sido que sabiendo nadar cuando vamos de vacaciones nuestros hijos disfrutan de jugar en las albercas y nosotros estamos tranquilos.

Ellos han participado en varias competencias tanto internas como con otras escuelas, obteniendo siempre muy buenos resultados. El nadar les ha permitido también conocer otro maravilloso deporte como es el triatlón, del cual ya han participado en varios a nivel local, pero este año tuvieron la oportunidad de asistir al Triatlón Ixtapa Televisa Deportes. Fue una gran experiencia. Por esto y muchas otras cosas a lo largo de tantos años gracias a Ma. Alicia y a su gran equipo de trabajo que han sido parte del crecimiento de mi familia.

Familia Pérez Arguelles




Mi hijo comenzó desde Acua-Matro®. Me decidí por su academia porque desde la primer llamada la amabilidad de la persona que me contestó reflejó la calidad y calidez de ACUATICS, y eso me convenció de ir a conocer las instalaciones.

Mi hijo es asmático, y la natación le ha permitido practicar un deporte que fortalece sus pulmones, disfrutar del nado con animales marinos y el snorquel.

Mis sobrinas vencieron el miedo a la natación. La paciencia y capacitación de sus profesores les permitió aprender a nadar y graduarse como Delfines. Sobre todo a la mayor que tuvo una mala experiencia en otra escuela de natación y desde la cual le tenía pánico. Los profesores de ACUATICS desde la primera clase detectaron su temor y trabajaron con ella de manera tan paciente y amable que a la cuarta clase había superado su miedo y ahora nada hermoso.

Como proveedor del servicio que realizamos (somos el laboratorio que certifica mes a mes la pureza y calidad del agua de la alberca de ACUATICS), analizando la presencia de microorganismos patógenos en el agua de la alberca, los cuales se realizan con la periodicidad debida y con los resultados que obtenemos al realizar los estudios, tengo también la confianza de llevar a mi familia a nadar pues sé que nadamos en agua limpia.

Finalmente quiero decir que mi esposo y yo también nos animamos a ir a nadar y hacer ejercicio, y de los 8 años que tenemos yendo nunca se ha repetido una rutina, ni en las clases de mi hijo, mis sobrinas y nosotros. Siempre la hacen tan amena e innovadora y así uno no se aburre de estar dando vueltas y vueltas nada más.

Los felicito y ojalá que siempre sigan con la calidad que hasta ahora los ha caracterizado.

Sra. Blanca Alicia Martínez Álvarez


» VER SU CARTA FIRMADA



Hace 22 años decidimos invertir, sabiendo que esto era colocar un capital para obtener una ganancia futura. Y eso fue lo que hicimos la familia Hernández Talancón, invertimos en lo más importante para nosotros; nuestros hijos. Y la mejor manera de hacerlo fue buscando una actividad que fuera compatible con la manera en que queríamos educar a nuestros hijos además de tener una actividad física.

En ACUATICS encontramos el mejor lugar para que nuestros hijos mayores Luis y Gabriel iniciaran con sus clases de natación, sin embargo recibimos mucho más que el aprender a nadar.

Ellos también aprendieron a ser independientes desde el momento de hacer su maleta para la clase, ser puntuales, responsables para cumplir con su clase, relacionarse con otros niños de su edad y con los adultos que eran sus maestros. Sus maestros siempre atentos y con una gran calidad humana.

Durante este tiempo mi esposo y yo iniciamos las clases, las cuales siempre nos apoyaron en nuestras vidas. Existieron momentos difíciles donde nos apoyaron incondicionalmente como familia. No solo se trataba de aprender a nadar, en ACUATICS siempre se interesan en el desarrollo integral de sus alumnos independientemente de la edad.

Años después llevamos a nuestro tercer hijo Félix, el cual recibió el mismo regalo de la independencia y con esto la posibilidad de hacer todo aquello que él anhelara.

Finalmente regresamos con el más pequeño, Manuel. Vemos que el paso del tiempo no ha cambiado lo más importante para ACUATICS: sus alumnos como personas. Y nos sentimos en casa.

Creo que de todas las inversiones que hemos realizado como familia ésta es la mejor, pues las ganancias han sido extraordinarias. ACUATICS tiene el mejor capital humano y ésta es la razón por la cual yo recomendaría ampliamente esta escuela.

Sra. Gabriela Talancón de Hernández




Hola, soy Rogelio Pérez Álvarez, papá de Fabián, Saúl y Roger, de 26, 22 y 18 años. Los 3, al igual que yo, aprendieron a nadar en ACUATICS. Ellos desde pequeños.

Cuando decidimos mi esposa y yo, que los niños aprendieran a nadar, nos dimos a la tarea de buscar la escuela que nos garantizara la mejor calidad de servicio, en instalaciones, instructores y en el trato humano. La encontramos en ACUATICS.

Aprendieron a nadar en forma rápida y divertida, han tenido maestros muy buenos y pacientes.

Por la edad en la que aprendieron, la natación les ayudó a mejorar su motricidad.

Adquirieron seguridad y disciplina. Se acabaron las angustias en vacaciones en las albercas.

Aprender a nadar representó un reto para ellos, que al lograrlo, ayudó mucho a mejorar su autoestima con los consiguientes beneficios psicológicos.

Ha dejado en ellos el hábito por el ejercicio, lo que contribuye a tener una vida saludable.

Creo que la natación es uno de los ejercicios más completos, pues activa todos los músculos, fortalece el sistema respiratorio, se evitan lesiones y aún más, contribuye a sanarlas por el efecto terapéutico del agua.

Elegir el aprendizaje y práctica de natación en ACUATICS ha sido una de nuestras mejores decisiones.

Sr. Rogelio Pérez Álvarez



Ver testimonios de todos nuestros programas:


Acua-Matro®  •  Psicomotricidad Acuática  •  Escolares  •  Adultos  •  Los Cincuentas en el Agua®  •  Educación Especial Acuática •  Natación para Embarazadas