Ubicación  /    
Academia de Educación Acuática en Irapuato, Gto. | ACUATICS

Academia de Educación Acuática en Irapuato, Gto.


Informes al 462 625 3256

Diferencia entre natación y educación acuática

  • 31/08/2021 04:13:00 p. m.
  • No. de visitas 74
  • Regresar

 

Cuando llega la mamá o papá de un bebé a Acuatics y pregunta si tenemos clases de natación para bebés, me quedo como muda. Y me quedo muda porque no sé realmente qué contestarle.


¿Natación para bebés? ¿Realmente un ser humano de menos de 2 años puede aprender a moverse de manera independiente en el agua de forma horizontal usando sus brazos y piernas como medio de locomoción? 


Pues no, realmente eso no es posible antes de los 2 años y medio. 


Entonces, ¿qué es lo que hacemos con los bebés en esas “clases de natación para bebés”? Lo que se hace es tener una sesión de educación acuática. 


La educación acuática es todo aquello que un ser humano, de cualquier edad, puede hacer dentro del agua, para mejorar su salud, su calidad de vida y su movilidad. Y por supuesto, utilizando el agua como el medio en el cual se realiza esta educación.


Y eso es precisamente lo que hacemos con los bebés en el agua: Educarlos en el agua, ayudarlos a crecer en el agua, ayudarlos a moverse en el agua, ayudarlos a que se relacionen con sus padres usando el agua como intermediario. Los ayudamos a que a través del agua logren mejorar su movilidad, logren desarrollar psicomotricidad, logren tener unas herramientas motrices que tal vez a esa edad no lograrían si no fuera por el agua. 


Un ejemplo de ello es la movilidad en forma horizontal con ojos abiertos a través de un medio que no es el suyo, como es el agua. Y estos son los desplazamientos sobre y bajo del agua que vemos en los videos de las clases de Acua-Matro®


Estos movimientos y estas experiencias no las puede tener un bebé en el ambiente seco. Esa flotación, esa caricia del agua, esa ingravidez, son experiencias que un bebé solo puede tener en el agua.


Y así como los bebés, también las personas mayores, las personas con alguna discapacidad, pueden tener unas experiencias muy ricas motrizmente hablando y muy enriquecedoras para la calidad de vida de quien lo practique. 


Por ejemplo, un niño de 10 años que es cuadripléjico, ¿podrá aprender a nadar? ¿Es real decir que viene a una “clase de natación”? ¿O será más ético decirle que está en una sesión de “educación acuática” y que va a utilizar el agua como un medio para mejorar su movilidad, su calidad de vida, y para manejarse mejor con su discapacidad? 


Creo que es mejor decir siempre la verdad, y decir que una persona está recibiendo educación acuática muchas veces es la verdad.



Archivo




Encuesta